sábado, 9 de diciembre de 2017

MENEAR LA MATA CON UN GOBIERNO EN EL EXILIO

ALIANZA LIBERTADORA (12)
*Que dé motivación y banderas a la resistencia interior a ser dirigida por un gabinete en la sombra
Menear la mata en una situación estancada es regla elemental de estrategia política. Así lo ha entendido el Presidente Trump cuando ha reconocido formalmente a Jerusalén como la capital de Israel, ejecutando de este modo una ley de su país promulgada en 1995. Desde entonces habían transcurrido 22 años de vigencia ficticia. Estaba Estados Unidos ante esta opción: derogarla, demostrando miedo a los palestinos y a todos sus aliados, o hacerla cumplir desafiándolos para que se vean obligados a llegar un acuerdo con los judíos que han venido demorando desde 1948 con sucesivos pretextos.
Es lo mismo que he planteado en la actual situación estancada. Menear la mata nombrando un presidente en el exilio, acompañado desde luego por un canciller para las relaciones exteriores, y un gabinete en la sombra que dirija la resistencia clandestina. He explicado el procedimiento a seguir, pero lo repito: 1) Un grupo de exiliados políticos denuncia ante el TSJ legítimo, también en el exilio, las omisiones constitucionales en que ha incurrido la AN. La primera, desde octubre de 2016 cuando declaró roto el orden constitucional por un Golpe de Estado de Maduro (AUTOGOLPE), absteniéndose de disponer las medidas para restablecer la vigencia efectiva de la Constitución tal como lo ordena el Art. 333. La segunda, desde el 09-01-17 cuando en ejercicio de una atribución privativa suya, declaró la falta absoluta de Maduro, por abandono del cargo, absteniéndose de proveer su sustitución estando acéfalo o vacante el cargo desde entonces desde entonces. 2) El TSJ legítimo en el exilio ordena a la AN subsanar estas omisiones constitucionales, fijándole plazo. 3) Vencido el plazo, el TSJ legítimo en el exilio subsana las omisiones nombrando el Encargado de la Presidencia de la República, quien a su vez designará a los ministros.
El nombramiento de un gobierno en el exilio menearía la mata, acabando con el estancamiento actual. Si además este gobierno en el exilio anuncia que apenas se instale en Caracas tomará estas medidas: 1) Libertad de todos los presos políticos cuya lista tiene el Foro Penal; 2) Regreso libre de todos los exiliados; 3) Dolarización oficial de la economía nacional. La dolarización informal, existente en todo el país para la fecha, rige de hecho para todas las transacciones civiles y comerciales. Falta únicamente dolarizar salarios, pensiones y jubilaciones. Los trabajadores se beneficiarían con la dolarización, no sólo por la estabilidad de la moneda y de los precios (fin de la inflación), sino también porque en dólaresa recibirían salarios, pensiones y jubilaciones. 3) Privatización de todas las empresas públicas, comenzando por las agroindustriales para asegurar la producción de alimentos, junto con la devolución de haciendas y empresas confiscadas a sus legítimos propietarios.
El gobierno en el exilio sería el legítimo para solicitar el auxilio de todos los países democráticos invocando para ello la Convención ONU de Palermo y les ofrecerá en este sentido hacerle una enmienda a la Constitución que permita la extradición de todos los venezolanos que sean solicitados por la justicia internacional o extranjera por los delitos de lesa humanidad, narcotráfico, lavado de dinero y corrupción. Con toda seguridad esta enmienda constitucional tendría la aprobación del 90% de los venezolanos, visto la complicidad de los tribunales nacionales con la narcotiranía. Todos los altos jerarcas de la narcotiranía serán extraditables.
Y desde luego, el gobierno en el exilio se comprometería al rompimiento de relaciones con Cuba, por razón elemental de decoro y honor nacional, y a la deportación todos los agentes cubanos castro-comunistas.
La meneada de mata debe comenzarla el exilio, motivando con su iniciativa a la resistencia interior para que se movilice teniendo banderas para la lucha.

@petitdacosta        

martes, 5 de diciembre de 2017

DOLARIZACIÓN OFICIAL DESDE LA TRANSICIÓN


Maduro ha reconocido que los comunistas del gobierno títere, diciéndose bolivarianos, acabaron con el bolívar como moneda nacional. Su confesión tácita al decretar una moneda virtual, nos ahorra argumentos para justificar que, desde la transición, se implante la dolarización oficial de la economía venezolana, sincerando la dolarización informal que viene rigiendo desde hace años. Efectivamente todas las transacciones civiles y mercantiles se hacen en base al dólar americano. Los salarios son los únicos que no están dolarizados.
Venezuela vive una dolarización informal que supera el 90% de los usos del dinero. Oficializar la dolarización que informalmente ya ha decidido la población, la dolarización oficial provocaría en Venezuela efectos extremadamente positivos de manera inmediata, como los que ocurrieron en el Ecuador con la implementación de este sistema monetario hace ya 17 años. Serían los siguientes: 1. Extinción del riesgo cambiario y de la devaluación constante del bolívar fuerte. 2. La salida al mercado de la moneda norteamericana guardada con fines especulativos. 3. Supresión de la emisión inorgánica de bolívares por parte del Banco Central para el financiamiento de Presupuesto General del Estado. 4. Acabar con la hiperinflación y disminuir la inflación a un dígito en plazo breve 5. La eliminación del riesgo cambiario y la disminución de la inflación generará un amplio proceso de estabilización macroeconómica que permitirá la recuperación de la inversión, la producción y el empleo. De tasas negativas en el crecimiento, nuestro país empezará a tener tasas positivas de recuperación económica con lo que disminuirá la pobreza y la emigración de la población. 6. Con la dolarización oficial se estabilizará el mercado de bienes. Saldrán al mercado los dólares atesorados y regresarán los dólares fugados, con lo que disminuirá el desabastecimiento. 7. Ya no se necesitarán volúmenes inmensos de billetes con cifras astronómicas en bolívares para la realización de transacciones insignificantes como ocurre ahora.
Los beneficios de la dolarización oficial para Venezuela serán enormes y se los obtendrá de manera inmediata. Pero los comunistas la rehuyen inventando una moneda virtual, con el pretexto de la soberanía monetaria, cuando en verdad lo hacen porque con la dolarización oficial ingresan todas las transacciones al sistema financiero de Estados Unidos haciéndose más fácil detectar el lavado de dinero proveniente de la corrupción y el narcotráfico.
Comprometámonos a implantar la dolarización oficial desde la transición para que todos vivamos bien y no haya escasez ni carestía. Propongámosla como medida urgente y necesaria para salvar a nuestro pueblo de la hambruna y de la crisis humanitaria.

@petitdacosta

TRANSICIÓN 9                                      04-12-17

sábado, 2 de diciembre de 2017

GOBIERNO EN EL EXILIO Y GABINETE EN LA SOMBRA


Que invocando la Convención de Palermo se complementen para obtener el apoyo internacional que necesitamos para liberarnos de la narcotiranía de la delincuencia organizada que nos impuesto Cuba
-------------------------------------------------------------------------

Venezuela es un país ocupado. Como lo fue Francia (1940-44). Para liberar a Venezuela aprendamos de los franceses. Apliquemos su estrategia, que los llevó a la victoria. He aquí el esquema: 1) Un gobierno en el exilio, con De Gaulle como presidente provisional, cuya tarea fundamental era obtener el apoyo de los países democráticos occidentales, concretamente Estados Unidos y el Reino Unido, para la liberación de Francia; y, 2) Un gabinete en la sombra, que era el comando de resistencia clandestina, íntimamente vinculado al primero, el cual recibía mensajes e instrucciones en clave por radio desde el extranjero, porque todos los medios de comunicación franceses estaban bajo el control de ocupantes y colaboracionistas.
Hagamos lo mismo. Constituyamos un gobierno en el exilio, acabando así con la farsa de los colaboracionistas de la MUD. Un gobierno en el exilio cuya tarea es conseguir el apoyo de Estados Unidos, del Grupo de Lima (17 países de América) y de la Unión Europea para la liberación de Venezuela. Un gobierno en el exilio que, para conseguir el apoyo de estos países, invoque la Convención de Palermo suscrita por la ONU, porque Venezuela está ocupada por la delincuencia organizada, que se ha estructurado como narcotiranía. El pueblo desarmado necesita de socorro para liberarse de la delincuencia organizada convertida en poder político. El pueblo desarmado es víctima del genocidio cometido por esa delincuencia organizada, que está  matando de hambre y de mengua a los venezolanos, sobre todo a los pobres. Somos un pueblo en extinción inhumana. Sacudiendo la conciencia de todos los gobernantes democráticos y de todos los hombres y mujeres de bien, el gobierno en el exilio debe constituirse en el contrapoder mundial de la narcotiranía.
Para facilitar el reconocimiento internacional del gobierno en el exilio he propuesto seguir este procedimiento: 1) Un grupo de exiliados denuncia ante el TSJ en el exilio las omisiones constitucionales en que ha incurrido la AN: a) Por no haber tomado las medidas destinadas a restablecer la vigencia efectiva de la Constitución como lo ordena el Art. 333, transcurrido más de un año (23-10-16) de haber declarado roto el orden constitucional por el golpe de estado consumado por Maduro (AUTOGOLPE); y, b)Por no haber dispuesto lo conducente a la sustitución de Maduro en el cargo de Presidente de la República, después de declarar (09-01-17) su falta absoluta por abandono del cargo. Y concluya solicitando al TSJ legítimo que le fije plazo a la AN para subsanar dichas omisiones constitucionales. 2) Como cabe suponer que los diputados colaboracionistas, entendidos como están con Maduro, no subsanarán las omisiones, solicitar al TSJ, vencido el plazo fijado, que tome las medidas procedentes que concluyan con el nombramiento del sustituto de Maduro, en calidad de Encargado de la Presidencia de la República hasta la elección popular del titular y con tal carácter constituya el gobierno en el exilio que solicitará el auxilio de los países democráticos para liberar a Venezuela de la tiranía de la delincuencia organizada, fundándose en la Convención de Palermo suscrita por la ONU.
Al mismo tiempo, aquí en el país, la resistencia clandestina se organizaría bajo el comando del Gabinete en la Sombra. ¿Cómo hacer esto? Los remito a los centenares de libros que se han escrito explicándolo.
Un gobierno en el exilio complementado con un gabinete en la sombra en el país producirá una conmoción interior e internacional, que pondrá fin a la comparsa de títeres y colaboracionistas que forman la casta política usufructuaria de la narcotiranía de la delincuencia organizada. 

ALIANZA LIBERTADORA (11)


@petitdacosta

martes, 28 de noviembre de 2017

REPÚBLICA DE PROPIETARIOS CON CAPITALES DE LIMPIO ORIGEN

El capitalismo es el sistema económico que vamos a implantar para la modernización de Venezuela, en sustitución del comunismo, que es un fósil político-económico. Lo debemos decir clara y categóricamente.  
La base del capitalismo en todas sus etapas, aún en la tercera ola, es la propiedad privada, que debe tenerse por derecho fundamental a gozar y disponer de las cosas que integran el patrimonio privado, sin más limitaciones que las establecidas en las leyes. En consecuencia, la democracia futura debe constituirse en REPÚBLICA DE PROPIETARIOS. Lo opuesto a lo que ha sido la Venezuela petrolera hasta ahora. Al ser la República la dueña exclusiva del petróleo y posteriormente de la industria petrolera, los gobiernos populistas crearon con la renta petrolera una distorsión económica, estableciendo primero un Capitalismo de Estado (1975-2000) en crisis permanente y luego un Mega-Estado-Comunal-Comunista (2000-2017), que ve a todo propietario privado, incluyendo a los llamados pequeños burgueses, como enemigo, porque tiene de qué vivir y, por consiguiente, no necesita de las dádivas (misiones) con la cual compran voluntad y voto.
Las primeras medidas para construir la REPÚBLICA DE PROPIETARIOS deben ser: 1) devolver a sus legítimos propietarios las empresas y demás bienes que les fueron confiscados; 2) privatizar todas las demás empresas públicas. Todas deben ser privatizadas, absolutamente todas, por dos razones: 1) Todas las empresas públicas sólo han servido en Venezuela para enriquecer a sus administradores; y, 2) Todas las empresas públicas, incluyendo ahora a PDVSA, han dado pérdidas, nunca ganancias.
La privatización debe estar abierta al capital extranjero, porque después de 18 años de saqueo descarado del patrimonio público, los pocos venezolanos con capital suficiente para comprar empresas públicas son los ladrones comunistas que forman la tiranía de la delincuencia organizada y algunos colaboracionistas. Para evitar que éstos laven su dinero sucio comprando empresas públicas hay que exigir una especie de “limpieza de sangre” de su capital. Tal como en la Colonia se exigía el “certificado de limpieza de sangre” para cargos y títulos, en la nueva democracia habrá de exigir este certificado a los capitales de los pretensos compradores de empresas públicas. Agregando una cláusula de rescisión si, después de adjudicada la propiedad, se descubriere que ese capital proviene de la corrupción o el narcotráfico.
Desde luego, toda privatización que haga la narcotiranía comunista deberá ser declarada nula durante la transición. Comunista no privatiza porque estaría renegando del marxismo-leninismo. Cuando un comunista privatiza es con la intención perversa de crear otra modalidad de saqueo del patrimonio público, que en este caso sería adjudicar a los suyos, a precio irrisorio, empresas públicas y bienes que les fueron confiscados a sus legítimos propietarios. Ni aún presentando el “certificado de limpieza de sangre” de sus capitales se les podrá aceptar la adjudicación. Será una inhabilitación para la adquisición de empresas y bienes públicos, por sí o por persona interpuesta, con el fin de evitar que se beneficien del saqueo de la Nación en el cual participaron y formen una MAFIA EMPRESARIAL NARCO-COMUNISTA.
Nuestra meta: HACER DE VENEZUELA UNA REPÚBLICA DE PROPIETARIOS CON CAPITALES DE LIMPIO ORIGEN.  

CONSTITUCIÓN ECONÓMICA 2       28-11-17    

lunes, 27 de noviembre de 2017

EL PLAN DE FORMAR LA MAFIA EMPRESARIAL NARCO-COMUNISTA


Leemos en la prensa hoy: LA RED DE ABASTOS BICENTENARIO VOLVERÁ AL SECTOR PRIVADO. Aparentemente es buena noticia, pero no es así. Cuando los comunistas hablan de privatizar el patrimonio público debemos entender que se trata de una operación política destinada a prepararse para una eventual transición político-económica, siguiendo el modelo de los comunistas soviéticos. Es lo que van a intentar.
Cuando la URSS se desintegró la transición a un capitalismo a la conveniencia de los comunistas la hizo el comunista Boris Yeltsin. Siguió este procedimiento: privatizó todas las empresas públicas, que eran todas las existentes porque el comunismo había eliminado la propiedad privada. Pero cuidando que los únicos compradores fueran comunistas que formaban la nueva clase, o sea, los comunistas que se habían hecho ricos durante el comunismo. La privatización fue, pues, una burla, porque fueron los comunistas los que se hicieron propietarios de las empresas que el Gobierno había confiscado y que el Estado había constituido y explotado con el pretexto de reservarse el monopolio de las empresas básicas.
Convertidos en grandes empresarios los comunistas, ahora disfrazados de demócratas burgueses, formaron la MAFIA RUSA, cuya denominación basta para definirla. Esta MAFIA RUSA ha sido desde entonces la clase dominante en Rusia, que pasó de una supuesta dictadura del proletariado hasta Gorbachov a la dictadura de la MAFIA RUSA durante Yeltsin y Putin. De jerarcas comunistas han pasado a ser jerarcas de la dictadura mafiosa. Yeltsin llegó a ser el jefe del partido comunista en la República Socialista Rusa, capital Moscú. Y Putin era en Alemania Oriental jefe de la KGB, la sanguinaria policía secreta del comunismo soviético. ¿Cuál es entonces el cambio en Rusia? Que ya no hay comunismo, sólo eso, porque siguen gobernando los comunistas que son ahora por añadidura, para decirlo con palabras suyas, los dueños de los medios de producción.
De lo sucedido en Rusia sacamos estas conclusiones: 1) Los comunistas sólo inician la privatización de las empresas públicas como preparativo ante un posible cambio político; 2) En este caso, la privatización tiene por finalidad asegurarse la posición de clase dominante en la nueva etapa; y, 3) Por tanto, todas las empresas privatizadas se adjudicarán a los que se han enriquecido bajo la tiranía comunista, que integrarán la MAFIA EMPRESARIAL NARCO-COMUNISTA, con la cual tratarán de determinar el futuro político de Venezuela.

TRANSICIÓN 10                                   27-11-17

sábado, 25 de noviembre de 2017

FORCEMOS LA SALIDA DE MADURO CON EL NOMBRAMIENTO DEL SUSTITUTO


Lo necesitan con urgencia los hambrientos y los moribundos a punto de sucumbir por la catástrofe humanitaria

Constituido el TSJ en el extranjero y estando en ejercicio de sus atribuciones, un distinguido colega en el exilio ha sugerido solicitarle el nombramiento del amigo Antonio Ledezma como Encargado de la Presidencia de la República que presidirá el Gobierno de Transición. La idea es atractiva pero me permito sugerir que se haga primero lo siguiente:
La Constitución atribuye a la Sala Constitucional “declarar la inconstitucionalidad de las omisiones del poder legislativo municipal, estadal o nacional, cuando haya dejado de dictar las normas o medidas indispensables para garantizar el cumplimiento de esta Constitución o las haya dictado en forma incompleta; y establecer el plazo y, de ser necesario, los lineamientos para su corrección” (Art. 336.7)
Ahora bien, la AN aprobó el 23-10-2016 un acuerdo que dice: “PRIMERO: Declarar la ruptura del orden constitucional y la existencia de un golpe de estado cometido por el régimen de Nicolás Maduro en contra de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y el pueblo de Venezuela.”.  Sabemos que la ruptura del orden constitucional por un golpe de estado es un acto de fuerza constitutivo del supuesto de hecho previsto en el Art. 333 de la Constitución, cuya consecuencia jurídica es que “en tal eventualidad todo ciudadano investido o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia.” Por consiguiente, la AN debió proceder en el mismo acto a tomar las medidas necesarias para restablecer el orden constitucional. Es lo que he llamado CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL, la respuesta al Golpe de Estado ordenada por la Constitución. Si el Golpe de Estado lo ha dado el Presidente de la República, lo que se denomina AUTOGOLPE, la primera medida a tomar es deponerlo del cargo, junto con el Vice-Presidente Ejecutivo. Sería absurdo deponer al presidente golpista para que lo sustituya el vicepresidente también golpista.  Además el mismo acuerdo incluye expresamente en calidad de partícipes del AUTOGOLPE al Tribunal Supremo de Justicia. Advirtamos que desde enero de 2016 la AN declaró nulas por inconstitucionales todas las sentencias del TSJ en contra de sus decisiones, fundándose en doctrina asentada desde cuando la señora Flores fue su presidenta.
El Art. 333 no dispone el procedimiento para restablecer la vigencia de la Constitución. Por tanto, para el restablecimiento de la vigencia de la Constitución los ciudadanos, investidos o no de autoridad, gozan de discrecionalidad en el uso de los medios adecuados para alcanzar el fin.
El 09-01-2017 la Asamblea Nacional cesó en el cargo al Presidente de la República, no con fundamento en el 333 como debió ser desde el mismo 23-10-2016, sino declarándolo en falta absoluta por abandono del cargo con fundamento en el 233. En consecuencia, el cargo está vacante o acéfalo desde esa fecha, a partir de la cual Maduro lo usurpa, porque tal declaración de falta absoluta por esta causa política es atribución privativa de la AN, que  no puede ser revisada en sede judicial.
Entonces todos los exiliados y refugiados en el extranjero deberían tomar la iniciativa de solicitar al TSJ legítimo, con carácter de extrema urgencia, lo siguiente: 1) Declarar la omisión constitucional por la Asamblea Nacional en ambos casos (ruptura del orden constitucional-333 y cese de Maduro-233), en virtud de no haber tomado las medidas para restablecer de inmediato la vigencia efectiva de la Constitución (Art. 333) y por haberse abstenido de proveer lo conducente a la sustitución de Maduro en el cargo nombrando al sustituto en calidad de Encargado de la Presidencia de la República (Art. 233). 2) Fijarle a la Asamblea Nacional un plazo perentorio para subsanar las omisiones constitucionales.
Si el TSJ lo acuerda, como cabe esperar, los diputados no-colaboracionistas podrán emplazar a los colaboracionistas en la AN a subsanar la omisión constitucional.  Si la AN no procede a subsanarla en el plazo fijado, invocando cualquier excusa colaboracionista, quedará esta tarea a cargo del TSJ legítimo, el cual, aplicando los precedentes judiciales existentes, designaría al sustituto de Maduro que presidirá el gobierno de transición, aquí o desde el exilio, con respaldo internacional. Y si tampoco lo hace, todos los ciudadanos, civiles y militares, quedaríamos legitimados para cumplir este deber constitucional cuya ejecución es de extrema urgencia por la catástrofe humanitaria que representa el genocidio contra el pueblo venezolano.


ALIANZA LIBERTADORA (10)


@petitdacosta

sábado, 18 de noviembre de 2017

EL QUE NO SE ATREVA, QUE NO ESTORBE


En la ejecución del CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL que ordena el 333 de la Constitución
----------------------------------------------------------------------

Cuando murió Chávez en 2012 tuvo Maduro esta opción: una sucesión comunista a la cubana o una sucesión comunista a la china. La sucesión comunista a la cubana se reduce a cambios cosméticos, manteniendo el mismo sistema comunista tanto político como económico. La sucesión comunista a la china consiste en mantener el sistema político comunista (totalitarismo), pero cambiar el sistema económico adoptando el capitalismo (un país, dos sistemas). Escoger la sucesión a la cubana significaba condenar el país a la ruina y su pueblo al hambre, porque mientras Venezuela sostiene a Cuba no hay quien sostenga a Venezuela. Escoger la sucesión a la china hubiera significado convertir a Venezuela en la potencia de América Latina como lo es China en Asia, teniéndosela de segunda potencia mundial.
Maduro cometió el error de hacer la sucesión comunista a la cubana. Cinco años después Venezuela está sumida en el colapso general, al borde de una catástrofe humanitaria. ¿Porqué Maduro optó por la sucesión comunista a la cubana? Primero, porque es un títere de Cuba, que nos sido impuesto por los Castro. Segundo, por su propia personalidad. Es una hechura de los cubanos que en ideología marxista son estíticos. No han escrito un folletico doctrinario. En cambio, hablan hasta por los codos. Son insoportablemente hablachentos. También Maduro y todos los castrocomunistas de aquí. Y tercero, precisamente por su incultura política. Muy diferente de los chinos. Todos los ministros chinos son doctores egresados de universidades de Estados Unidos y Europa. Son comunistas cultos, no “tirapiedras” como los miembros de la camarilla de Maduro.
El error de Maduro, al escoger la sucesión comunista a la cubana, ha condenado a su gobierno y al comunismo en Venezuela, con consecuencias que se verán en América Latina. Su situación es ya insostenible. No ha caído por efecto inercial. Está guindando. Y la gente rogando porque caiga. Caerá sin duda en cualquier momento. Lo enseñan historia y política. Ha llegado la hora de optar por la vía que conduzca a la transición del comunismo a la democracia. Así como a Maduro se le presentó la disyuntiva sucesoral en 2012, ahora a la verdadera oposición, no a la colaboracionista MUD, se le presenta la opción de escoger la vía hacia la transición que pasa por salir de Maduro.
Una vía es que la AN proceda a dar el CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL que ordena el Art. 333 de la Constitución, habiendo declarado roto el orden constitucional en acuerdo de fecha 23-10-16, o sea, hace más de un año, por lo cual debe restablecer la vigencia efectiva de la Constitución, deponiendo todos los poderes públicos. Y nombrarle sustituto a Maduro que usurpa el cargo por habérsele cesado el 09-01-2017 al declararse su falta absoluta. No lo hará porque los colaboracionistas lo impedirán. Pero los diputados no-colaboracionistas deben plantearlo formalmente con la intención de marcar a los colaboracionistas ante el pueblo, al cual se le refresca que están vigentes dichos acuerdos.
Al insistir en la ejecución del CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL se fuerza a los diputados colaboracionistas a dar posteriormente su aprobación a la ejecución, llegado el caso, por otras fuerzas políticas y sociales.  Ya que no toman la iniciativa de ejecutar sus propios acuerdos, nada justificaría que se opusieran a su ejecución por “todo ciudadano investido o no de autoridad”, como lo dice textualmente la Constitución, que nos legitima de este modo a todos los ciudadanos (civiles y militares) para proceder en consecuencia.
El que no se atreva, que no estorbe. Es lo menos que se les puede exigir a esos diputados.

@petitdacosta

ALIANZA LIBERTADORA (9)


miércoles, 15 de noviembre de 2017

El Gobierno de Transición deberá ser colegiado


La transición López Contreras (1936-1941) adoleció de un error fatal que no debe repetirse en la futura. Fue la transición de una tiranía a una oligarquía, no a la democracia. La oligarquía era la misma que había gobernado con el tirano.  Estaba formada por los militares andinos. Establecida la alternancia en el poder con la no-reelección inmediata, debía entenderse que era la alternancia de los miembros de la oligarquía: los militares andinos. Porque la presidencia de la República estaba reservada a ellos. Únicamente los militares andinos podían ser presidentes. Así al general andino López Contreras, sucesor del general andino Gómez que su vez había sucedido al general andino Cipriano Castro, lo sucedió el general andino Isaías Medina Angarita (1941-1945). Era una discriminación inaceptable contra los civiles y contra los nacidos en otras regiones del país, que no se ha repetido posteriormente ni debe repetirse. Además contradecía el gesto de López Contreras de colgar el uniforme militar para vestir de civil, reconociendo así que la presidencia de la República es el cargo civil por antonomasia.
Contra esta oligarquía estalló la rebelión cívico-militar de 1945. Militares y civiles coincidieron en desalojar del poder a la oligarquía para modernizar al país. Habiendo compartido la rebelión, debieron compartir el gobierno de transición que ellos llamaron provisional. Al efecto, constituyeron un órgano colegiado de 7 miembros y le pusieron el nombre de Junta Revolucionaria de Gobierno de los Estados Unidos de Venezuela. Pudieron hacerlo porque tratándose de un Golpe de Estado podían derogar el ordenamiento jurídico vigente para la fecha mediante sus propios decretos (Art. 1 del Decreto N° 1). 
Como la transición que viene será la consecuencia del CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL ordenado por el Art. 333 de la Constitución, teniendo por fin restablecer su vigencia efectiva, deberá respetar el carácter unipersonal de la presidencia de la República, pero podrá actuar el gobierno de transición como colegiado: 1) reduciendo el número de ministros (super-ministros integrantes de un Consejo de Ministros que actúe como junta de transición); o, 2) haciendo uso de la figura de los Vice-Presidentes (que serían jefes de gabinete), además del Vicepresidente Ejecutivo, que se ha inventado el gobierno títere, siguiendo el modelo soviético imitado por el cubano.
Sin duda la transición exige un Ejecutivo colegiado por ser la forma apropiada de gobierno provisional. Ninguno de los miembros del gobierno de transición tendrá por sí mismo un liderazgo tan sólido que pueda sostener una presidencia unipersonal. Por tanto, debe idearse una forma de colegiatura adaptada a la Constitución.
Seguiré con los aciertos y errores de la transición 1945-1948.

GOBIERNO DE TRANSICIÓN 2                            

martes, 14 de noviembre de 2017

Las cuatro primeras medidas políticas a tomar por el futuro gobierno de transición



A riesgo de parecer iluso comenzaré a hablar sobre el gobierno de transición, que es nuestro futuro inmediato. Con la implosión de la MUD ha desaparecido el muro de contención del estallido político-social de una situación insostenible. El estallido provocará un revolcón completo: el cambio de gobierno y de sistema, cuya primera etapa será el gobierno de transición. Examinemos los antecedentes de gobiernos de transición. Detengámonos en su ejemplo para ver qué pueden aprender de ellos los miembros del futuro gobierno de transición. Y luego entremos en las peculiaridades que puede tener éste.
En el siglo XX hubo cuatro gobiernos de transición: 1) El del presidente General Eleazar López Contreras (1936-1941) que sucedió al presidente General Juan Vicente Gómez cuando murió en 1935;  2) La Junta Revolucionaria de Gobierno, presidida por Rómulo Betancourt (1945-1948), que derrocó al presidente General Isaías Medina;  3) La Junta Militar de Gobierno, presidida primero por el Coronel Carlos Delgado Chalbaud y después por el Dr. Germán Suárez Flamerich (1948-1952), que derrocó al presidente Don Rómulo Gallegos; 4) La Junta de Gobierno, presidida por primero por el ViceAlmirante Wolfgang Larrazábal y finalmente por el Dr. Edgar Sanabria, que derrocó al presidente General Marcos Pérez Jiménez (1958).
El gobierno del General López Contreras fue de transición, porque a pesar de haber sido escogido por el General Gómez para sucederlo,  inició en 1936 el proceso de sustitución de la tiranía, manteniendo el sistema presidencial y el modelo económico, por la democracia con dos medidas transcendentales: 1) Eliminó la reelección indefinida del Presidente de la República (no había elección de gobernadores y alcaldes), estableciendo la no-reelección inmediata mediante reforma de la Constitución; 2) Devolvió a la Presidencia de la República su carácter de cargo civil. A partir del día en que lo asumió vistió de civil para siempre, colgando el uniforme de General en Jefe. Estos dos hechos marcan esta transición hacia la democracia: alternancia en el poder (por la no-reelección inmediata) y rango civil de la presidencia (que así dejaba de ser, como hasta ese momento parecía serlo, el máximo grado militar); 3) Libertó a los presos políticos que heredó de Gómez y permitió el regreso de los exiliados; 4) Formó gabinete con los mejores profesionales e intelectuales de la época.
El próximo gobierno de transición debe hacer suyas estas medidas de López Contreras: 1) Formar el mejor gobierno posible con los mejor preparados en cada profesión o especialidad, porque la transición que viene es la más difícil de nuestra historia. 2) Libertad inmediata de todos los presos políticos y regreso libre de todos los exiliados. Serán los mejores aliados y asegurarán el apoyo de calle. 3) Eliminar, mediante enmienda constitucional, la reelección indefinida sustituyéndola por la no-reelección absoluta, aplicable de inmediato al presidente de transición. Así asegurará el apoyo de los pre-candidatos presidenciales que no lo verán como su rival. López Contreras no los tuvo entre los civiles porque en 1936 no había partidos políticos. Sus rivales fueron jefes militares comenzando por el General Eustoquio Gómez que fue eliminado de un balazo. 4) Prohibición absoluta al Presidente de la República de vestir uniforme militar (derogando la ley que crea el uniforme de Comandante en Jefe, que es una función presidencial, no un grado militar) y consiguiente obligación de vestir de civil. Execrar, por denigrante de la jerarquía presidencial, toda parodia de uniforme militar como la que usa Maduro, extensiva la prohibición a todos los titulares de cargos civiles. Es el primer paso para que los militares reconquisten la simpatía de los civiles. Aplicación de aquel sabio proverbio: “cada uno en su casa y Dios en las de todos.”
Estas medidas políticas pueden y deben tomarse de arranque, el primer día de la transición, apenas asuma el gobierno. Marcarán la diferencia desde el principio.
Continuaré con las enseñanzas de la transición 1945-1948.   



GOBIERNO DE TRANSICIÓN 1         13-11-17

domingo, 12 de noviembre de 2017

LA TIRANÍA ESTÁ COLGANDO


Es una superestructura sin piso en la realidad. Y en política también opera la ley de gravedad

La situación socio-económica empeora cada día: estancamiento e hiperinflación, colapso económico, hambruna y desnutrición, un gentío hurgando por alimentos en la basura, muertes por escasez y carestía de medicamentos y por hospitales desprovistos de todo. Lo nunca visto en Venezuela: colapso general con hecatombe económico-social (desempleo masivo- salario miserable de la minoría empleada)  y crisis humanitaria camino a catástrofe. Algo nunca visto en Venezuela. Fin de mundo, dirían mis abuelos si vivieran.
En medio de tantas malas noticias llega una buena: la implosión de la MUD, el muro de contención del estallido político-social. Fue un matrimonio de conveniencia entre colaboracionistas y no-colaboracionistas, condenado al fracaso. Efectivamente sólo falta formalizar el divorcio. En la partición los colaboracionistas se llevan los escasos cargos donados a ellos por Maduro. Los no-colaboracionistas salen sin patrimonio material pero con un patrimonio moral que deberán acrecentar cada día. Y con este fin es forzoso que se unan con los independientes llamados radicales, formando la ALIANZA LIBERTADORA, o cualquier otro nombre que escojan.
El primer paso para formar la ALIANZA LIBERTADORA ha sido esta decisión de los no-colaboracionistas: negarse a participar en las elecciones municipales. Transformar esta negativa en campaña por la abstención militante debería ser el paso siguiente. Al ser militante la abstención se convierte en acto de desobediencia civil masiva que precede a la lucha frontal por el poder. Maduro teme más a la abstención militante que al voto en contra. Lo confirman cinco hechos: 1) La abstención militante en la elección de la Constituyente que desnudó el fraude descarado, lo que ha sido mortal para Maduro ; 2) La habilitación de Rosales para que le sirva de comparsa en el Zulia, con el fin de reparar el daño político con efectos internacionales causado por la negativa de Guanipa a arrodillarse ante la Constituyente Comunista; 3) La persecución contra Guevara por llamar a la abstención en las municipales, que así rectificó el error de haber participado en las regionales; 4) La amenaza del CNE de ilegalizar a todos los partidos que llamen a la abstención; y, 5) La excarcelación de Goicoechea a cambio de postularse para una alcaldía. (Estos cinco hechos demuestran la falsedad de los que dicen que no votar favorece a Maduro cuando es todo lo contrario. Maduro necesita que muchos vayan a votar porque de este modo encubre el fraude sistemático).
Si aplicamos la doctrina marxista, que han hecho suya los comunistas en el poder, nos encontramos que hay una contradicción entre la estructura económico-social (colapso general)  y la super-estructura política, evidenciado en estos datos: 1) Maduro no tiene pueblo, carece de liderazgo civil y militar, simulando éste último con uniforme maoísta; 2) Implosión de la MUD, que era su muro de contención del descontento popular; y, 3) Ilegitimidad de todos los poderes públicos, que no representan a nadie. La superestructura no representa ni interpreta a la estructura, donde está un pueblo hambriento. No se sostiene en la realidad. Un sacudón cualquiera la derrumba.
El único sostén de Maduro es actualmente el Alto Mando Militar, el cual ha hecho profesión de fe comunista. Permítanme recordarles que el Ejército Rojo de la URSS fue adoctrinado durante más de 70 años. Era el partido comunista en armas que se vanagloriaba de haber ganado la II Guerra Mundial al ejército alemán, el mejor de su época. Y, sin embargo, en 1989-1990 el imperio soviético se derrumbó sin que el Ejército Rojo disparara un tiro en su defensa. Por el contrario, la juventud militar derrotó el golpe restaurador intentado por la vieja guardia comunista.
La contradicción entre estructura económico-social y superestructura política termina siempre en el derrumbe del sistema, no importa que lo sostenga un glorioso Ejército Rojo. Y mucho menos si se trata de uno que ha entregado el país a Cuba, en lugar de librar la Gran Guerra Patria. Conclusión: el sistema o tiranía está en el aire. Y la ley de gravedad también se aplica en política.

@petitdacosta

ALIANZA LIBERTADORA (8)


sábado, 4 de noviembre de 2017

TODA CAMINOS COMO LA VOLUNTAD



Uso esta frase de Gallegos para decir que la situación política de Venezuela está abierta a la rebelión popular con un nuevo liderazgo, por haber coincidido la impopularidad extrema de Maduro con la implosión de la MUD
----------------------------------------------------------------------

Permítanme citarme para guardar coherencia. Concluí mi penúltima columna con estas palabras: “Decapitado el colaboracionismo (Rosales, Capriles, López y Ramos) y desacreditadas las elecciones por ser imposible elecciones limpias con este CNE que la MUD (Rosales) vendió a Maduro, está abierto totalmente el espacio para que la alianza de los antisistema (que somos mayoría) movilice al pueblo contra el gobierno títere y contra el comunismo importado de Cuba, causantes del colapso de la economía, la ruina del país, escasez y carestía (hiperinflación) de alimentos y medicinas, del hambre y en suma de la crsisis humanitaria, hasta que culmine en la repetición del 23E1958.”
Y la semana pasada concluí que los hechos colocan a la AN “en esta disyuntiva: 1.- Acepta sumisa y pasivamente la decisión de la CONSTITUYENTE COMUNISTA, tanto en el caso del Zulia (cese de Guanipa como Gobernador Electo por haber desacatado la orden inconstitucional de juramentarse ante la Constituyente) como en los relativo a las municipales (convocadas inconstitucionalmente por la Constituyente), exponiéndose a que le retiren el Premio Sajárov por indignidad..; ó 2.- Procede a ejecutar los acuerdos pendientes, comenzando por designar al sustituto de Maduro, que como tal presidirá el gobierno de transición y a renovar todos los poderes públicos como se lo ordenan los Arts. 333 y 350 y el plebiscito vinculante del 16J.”
La AN no se ha pronunciado todavía. Ni siquiera se reúne. Pero la MUD, que tiene la mayoría de los diputados, ha implosionado. Infiltrados como Falcón (AP) y colaboracionistas descarados como Rosales (UNT) han salido del closet, donde estaban simulando ser opositores, aceptando “sumisa y pasivamente” la decisión de la CONSTITUYENTE COMUNISTA. Significa, por tanto, que los partidos de su propiedad la reconocen y sus miembros prestarán juramento ante ella cuando la narcotiranía premie su colaboracionismo regalándoles una alcaldía. Al salir del closet infiltrados y colaboracionistas se dificulta, por lo menos, que la AN proceda a dar el CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL como se lo ordenan los Arts. 333 y 350. Deberían intentarlo, sin embargo, los diputados de los demás partidos por dos motivos: 1) Para justificar el Sajárov. Sería inmoral recibirlo sin un gesto excluyente de los partidos que han reconocido a la CONSTITUYENTE COMUNISTA, a la cual la comunidad internacional desconoce y rechaza. Imagínense a los diputados de esos partidos como premiados en el acto de entrega. Lo interpretaría el Parlamento Europeo como una burla inaceptable, motivo suficiente para retirarles el premio. 2) Para adelantarse a la maniobra de la narcotiranía anunciada por Tareck Saab de proceder penalmente contra los políticos que convocan a la abstención en las municipales y de ilegalizar a sus partidos. La respuesta debería ser el cese de todos los funcionarios que han participado en la ruptura del orden constitucional (CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL en aplicación del 333) y la designación del gobierno de transición (ejecutando el acuerdo que declaró la falta absoluta de Maduro-233).
Si vivieran Betancourt, Caldera y Jóvito actuarían así, convocando al pueblo a la calle para respaldar el CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL y derrocar la tiranía. Sería la repetición del 23-E-1958, adaptado a las circunstancias actuales. Pero no hay en estos partidos quienes sigan su ejemplo, ni tengan su talla. Entonces la puerta está abierta para una salida estilo 1945: iniciativa militar pero gobierno presidido por civil.
Lo cierto es que todos son caminos para los que tengan la voluntad de ponerse en marcha.
@petitdacosta


ALIANZA LIBERTADORA (7)


viernes, 3 de noviembre de 2017

POR CARIDAD CRISTIANA, HAY QUE SALIR DE MADURO YA


“Venezolanos se hunden en crisis total tras pago de deuda externa-Mientras la Administración Maduro realiza pagos a los bancos e inversionistas extranjeros de bonos de deuda para no caer en impago, la renovada audencia de divisas seguirá acelerando la hiperinflación, la escasez, el desempleo y la caída de la producción. Al mismo tiempo, Venezuela tiene un retraso de pagos de intereses por 500 millones.” Con este título resume A. Vallenilla su informe de esta semana sobre economía, del cual lo más resaltante es:
1.- EL CRIMEN DE LESA HUMANIDAD POR LA IMPORTACIÓN DEL COMUNISMO CUBANO. “El impago de deuda de Venezuela podría estar muy cerca. Los principales analistas de firmas extranjeras han admitido han admitido que de no producirse en noviembre de este año, para 2018 las probabilidades de que eso ocurra se ubican en 99,5% y es que para ese período el monto a pagar será al menos de 10 mil millones de dólares, que es lo que el BCV tiene en sus reservas internacionales….La crisis ha devorado los salarios, el venezolano apenas logra ganar 19,91 dólares al mes, según datos recopilados hasta septiembre 2017.”
2.- EL CRIMEN DE LESA PATRIA DE HAMBREAR AL VENEZOLANO PARA SOSTENER A CUBA COMUNISTA. “El PIB se ha hundido, según estimaciones del FMI, en 8% en lo que va del año, con una hiperinflación estimada en 1.240% al cierre de 2017. Venezuela se ha hundido en una fuerte depresión económica, mientras se siguen haciendo esfuerzos de parte del Ejecutivo por mantener envío de petróleo a pérdidas a Cuba y PetroCaribe, además un plan de intercambio de médicos cubanos, que le cuesta al país al menos 7 mil millones de dólares al año, que es ya insostenible pagarlos”.
3.- LOS COLABORACIONISTAS LE SALEN BARATOS A LA NARCOTIRANÍA. “Una muestra de lo grave que está todo esto, se percibe en los presupuestos que aprobó Maduro a los gobernadores…Anunció que les entregará 1,75 billones de bolívares. Si monto se convierte en alimentación, por ejemplo, al cambiarse en canastas alimentarias, sólo alcanzaría para 254.583 hogares PARA UN SOLO MES, en un país donde hay 6 millones de hogares que demandan una de estas canastas todos los 12 meses del año. Es decir, el monto de lo aprobado por Maduro a los gobernadores, si sólo se invierte en alimentos, daría comida por un mes apenas a 4,24% de la población venezolana. A ello debe agregarse que se trata de dinero creado de la nada que seguirá hundiendo al país en la hiperinflación.”
Conclusión: es de caridad cristiana, para salvar a los venezolanos de su extinción por inanición (según Cáritas 400 mil niños morirán por desnutrición este año), salir de Maduro ya POR CUALQUIER MEDIO.


 REFLEXIONES 124                            03-11-17


sábado, 28 de octubre de 2017

EL PREMIO OBLIGA A HONRARLO


La AN, con el respaldo recibido, debe desafiar a la Constituyente Comunista designando ya EL GOBIERNO DE TRANSICIÓN, además de renovar todos los poderes públicos


Temprano en la mañana nos llega esta noticia: “Los grupos políticos en la Eurocámara han elegido este jueves a la oposición venezolana como ganadora del Premio Sájarov 2017 a la libertad de conciencia. La candidatura de la “oposición democrática de Venezuela”, incluye a la Asamblea Nacional a través de Julio Borges y a todos los presos políticos en el país representados por Leopoldo López, Antonio Ledezma, Daniel Ceballos, Yon Goicoechea, Lorent Saleh, Alfredo Ramos y Andrea González.” Falta sólo María Corina Machado, que lo merece.
Son tres los grupos premiados: 1) Los presos políticos; 2) El Foro Penal; y 3) La Asamblea Nacional. Los dos primeros grupos son de no-colaboracionistas. Queda por fuera la MUD, por lo cual debemos interpretar que el premio incluye además a la AN sólo por estas decisiones suyas no-colaboracionistas: 1) El acuerdo del 23-10-16 que declara roto el orden constitucional por el Golpe de Estado (AUTOGOLPE) de Maduro, por lo cual procede dar el CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL ordenado por el Art. 333 de la Constitución, que está pendiente de ejecutar; 2) El acuerdo del 09-01-17 que declara vacante la Presidencia de la República por falta absoluta de Maduro, en virtud de abandono del cargo, estando pendiente la provisión del cargo; 3) El acuerdo de junio 2017 que desconoció la autoridad de Maduro y de todos los demás órganos golpistas (Ejecutivo, TSJ, CNE, Defensor del Pueblo, etc) y convocó a la desobediencia civil con fundamento en el Art. 350. 4) El acuerdo de julio 2017 de convocatoria de un plebiscito vinculante, que se celebró el 16 del mismo mes, el cual ratificó lo acordado agregando la orden de proceder a renovar todos los poderes públicos incursos en la ruptura del orden constitucional; 5) El acuerdo de julio de 2017 que desconoció la CONSTITUYENTE COMUNISTA por ser inconstitucional su convocatoria y fraudulenta su elección; y, 6) El acuerdo de octubre de 2017, cuando ya se había cumplido un año de haberse declarado roto el orden constitucional y de estar bajo un gobierno de facto, que declaró totalmente fraudulenta la elección de gobernadores efectuada el 15 del mismo mes y fue rechazada, por inconstitucional, la juramentación de los electos ante la CONSTITUYENTE COMUNISTA como requisito para asumir el cargo.
La respuesta de la CONSTITUYENTE COMUNISTA al Premio Sajárov fue desconocer la elección de Juan Pablo Guanipa como Gobernador del Estado Zulia, proclamado legalmente por el CNE, por haberse negado a juramentarse ante ella, y convocar a una nueva elección en la cual no podrá participar. Y al mismo tiempo convocar las elecciones municipales, otra violación flagrante de la Constitución. Estos hechos colocan a la AN en esta disyuntiva: 1) Acepta sumisa y pasivamente la decisión de la CONSTITUYENTE COMUNISTA, tanto en el caso del Zulia como en lo relativo a las municipales, exponiéndose a que se le retire el Premio Sajárov por indignidad a solicitud de los no-colaboracionistas y de radicales independientes que formamos la resistencia, los cuales elevaríamos esta petición al Parlamento Europeo; ó, 2) Procede a ejecutar los acuerdos pendientes de ejecución, comenzando por designar al sustituto de Maduro, que como tal presidirá el “gobierno de transición”, y a renovar todos los poderes públicos como se lo ordenan los Arts. 333 y 350 y el plebiscito vinculante del 16J.
Con la fuerza internacional que le da el Premio Sajárov la AN debe desafiar a la Constituyente Comunista del modo indicado. Es lo que debemos exigirle, uniéndonos para ello los políticos no-colaboracionistas y los independientes integrados en la resistencia a la narcotiranía comunista servil a Cuba.

@petitdacosta

Alianza Libertadora (6)


sábado, 21 de octubre de 2017

NO HAY MAL QUE POR BIEN NO VENGA


Lo bueno después del desastre: 1) los antisistema ya somos mayoría; 2) El colaboracionismo está decapitado; y, 3) Se ha abierto el espacio para la rebelión cívico-militar al estilo 23E-58

El desastre de las elecciones regionales ha provocado cambios favorables para la rebelión cívico-militar a semejanza del 23 de enero de 1958, con la cual se inició la etapa de 40 años de democracia.
En resumen los cambios favorables son:
1.- LOS ANTISISTEMA YA SOMOS MAYORÍA. La participación electoral fue del 60%, la suma de electores de títeres (PSUV) y colaboracionistas (MUD), que son los partidos del sistema. Sabemos que el CNE infló la cifra de participación por razones obvias. Aceptándolas como ciertas tenemos que los electores anti-sistema (independientes radicales) representamos el 40%. Si tomamos en cuenta que muchos anti-sistema votaron coaccionados por la MUD: “si no votas, le regalas las 23 gobernaciones a Maduro y los chavistas”, el porcentaje de los anti-sistema podría llegar al 50%. Significa entonces que los electores anti-sistema son más que los propios de cada uno de los partidos del sistema por separado (30%) e incluso podríamos ser tantos como los del sistema unidos. Entonces la primera conclusión es: los anti-sistema somos mayoría comparados individualmente con los adherentes a cada uno de los partidos del sistema por separado y estamos próximos a ser tantos como ellos conjuntamente, si acaso no lo somos ya.
Nos falta a los anti-sistema organización y dirección, las que nos daría una alianza de los partidos y políticos no-colaboracionistas con los independientes radicales, comenzando por los que están agrupados (Soy Venezuela, Consejo de la Resistencia, Gana, Junta Patriótica, Aserne, etc.). Sería la ALIANZA LIBERTADORA, porque nos libertará de Cuba, de la narcotiranía y del comunismo, causantes del colapso económico y de la crisis humanitaria.
2.- LA DECAPITACIÓN DEL COLABORACIONISMO. Lo ha decapitado Maduro para favorecer a Ramos Allup, que es el escogido suyo para servirle de comparsa electoral en la elección presidencial, la que se celebrará cuando le convenga. Para eso está la Constituyente Comunista. Veamos cómo la MUD ha sido decapitada:
1.- Fuera de combate ha quedado Henry Falcón. Ha perdido además la fuente de financiación del partido de su propiedad (AP), que era el presupuesto de Lara.
2.- Fuera de combate ha quedado Manuel Rosales (desprestigiado desde cuando entregó el CNE a Maduro a cambio de su libertad). Ha perdido además la fuente de financiación del partido de su propiedad (UNT), que era el presupuesto del Zulia.
3.- Fuera de combate ha quedado Henrique Capriles. Fue inhabilitado y perdió además su fuente de financiación que era el presupuesto de Miranda. Con la salida de Capriles y la derrota de Ocariz, el partido Primero Justicia y su dueño Julio Borges han quedado sin la joya de su corona.
4.- Fuera de combate ha quedado Leopoldo López que ha dilapidado el capital político acumulado durante más de tres años de cárcel, en tres jugadas desastrosas. La más desafortunada: participar en las elecciones regionales renegando así del fundamento de su liderazgo: LA SALIDA ESTÁ EN LA CALLE. Para su mayor desgracia, su candidato perdió en Carabobo, la mayor fuente de financiación a que optaba su partido Voluntad Popular. Lamentable su caso.
5.- Fuera de combate Ramos Allup, dueño del partido AD. Después de darle el abrazo del oso poniendo en evidencia su pacto, Maduro cometió la crueldad de no cumplir con la cuota negociada de gobernadores para la financiación de la campaña y luego someterlo a la humillación de que sus 4 gobernadores se arrodillen ante la Constituyente Comunista y le juren lealtad. Si lo hacen, será la lápida de su sepultura política.
3.- ESPACIO ABIERTO PARA LA REBELIÓN CÍVICO-MILITAR.
Decapitado el colaboracionismo y desacreditadas las elecciones por ser imposibles elecciones limpias con este CNE que la MUD vendió a Maduro, está abierto totalmente el espacio para que la alianza de los antisistema movilice al pueblo contra el gobierno títere y contra el comunismo importado de Cuba, causantes del colapso de la economía, la ruina del país, escasez y carestía (hiperinflación) de alimentos y medicinas, del hambre y en suma de la crisis humanitaria, hasta que culmine en la repetición del 23E1958.  
Iniciemos, sin más demora, la gesta libertadora.
@petitdacosta


ALIANZA LIBERTADORA (5)




lunes, 16 de octubre de 2017

LA MAYORÍA EN BUSCA DE UN LIDERAZGO


Comencemos el análisis de las elecciones regionales de ayer. Lo primero a observar es que la participación electoral fue del 60%, la suma de electores de títeres (PSUV) y colaboracionistas (MUD), que son los partidos del sistema como antes de 1999 lo fueron AD y COPEI. Sabemos que el CNE infló esta cifra por razones obvias. Aceptándolas como ciertas tenemos que los electores anti-sistema (independientes radicales) representamos el 40%. Si tomamos en cuenta que muchos anti-sistema votaron coaccionados por la MUD: “si no votas, le regalas las 23 gobernaciones a Maduro y los chavistas”, el porcentaje de los anti-sistema podría llegar al 50%. Significa entonces que los electores anti-sistema son más que los propios de cada uno de los partidos del sistema por separado (30%) e incluso podríamos ser tantos como los del sistema unidos. Entonces la primera conclusión es: los anti-sistema somos mayoría comparados individualmente con los adherentes a cada uno de los partidos del sistema por separado y estamos próximos a ser tantos como ellos conjuntamente, si acaso no lo somos ya.
Hay, pues, dos fuerzas: el sistema formado por títeres y colaboracionistas y el antisistema que lo constituimos los independientes radicales. El sistema ha gozado de la ventaja de tener organización y dirección, a diferencia de los antisistemas que carecemos de las dos. Entonces urge unir a los antisistema, constituyendo una alianza de los partidos y políticos no-colaboracionistas con los independientes llamados radicales (comenzando por los asociados en grupos como Consejo de la Resistencia, Gana, Aserne, Junta Patriótica, etc.). Sería la ALIANZA LIBERTADORA (sugiero este nombre), mediante la cual unidos usemos todos los medios de lucha para libertar a Venezuela de Cuba, del comunismo y del gobierno títere, la narcotiranía de la delincuencia organizada, lo que deberá culminar en otro 23 de Enero (rebelión cívico-militar).
Nunca había habido condiciones tan favorables para la rebelión popular, porque en medio del colapso general de la economía y la crisis humanitaria ha crecido espontáneamente la fuerza anti-sistema, faltándole sólo  organización y dirección, vacío que llenaría la ALIANZA LIBERTADORA (recordemos que los 135 jóvenes asesinados en las protestas se identificaron como LIBERTADORES).  Con liderazgo la fuerza antisistema crecerá exponencialmente.


REFLEXIONES 122                         16-10-17


sábado, 14 de octubre de 2017

LE HAREMOS LO MISMO A LOS COMUNISTAS


Dicen que Escarrá ha propuesto en la Constituyente Comunista restablecer el Congreso bicameral en la nueva Constitución Comunal o Comunista que están elaborando. Algunos ingenuos lo celebran diciendo que el proponente está reconociendo un error suyo como amanuense de Chávez en 1999. No es verdad. Si la proposición es suya, sería reincidente en la trampa con ropaje de constitucionalidad para la disolución de instituciones.
En 1999,  ¿cómo disolvieron el Congreso bicameral? Simplemente cambiándole la denominación. Ya no sería Congreso, sino Asamblea Nacional unicameral. En consecuencia, desapareció el Congreso al no estar previsto en la nueva Constitución. Y mientras era electa la AN, funcionó un Congresillo nombrado por la Constituyente. ¿Y cómo disolvieron la Corte Suprema de Justicia? Simplemente cambiándole la denominación. Pasó a llamarse Tribunal Supremo de Justicia. El único de los tres poderes clásicos que no cambió de nombre fue el Ejecutivo porque el Presidente era Chávez, autor de la Constitución de cuya redacción se encargó Escarrá como amanuense.
Como ahora estorba la Asamblea Nacional por estar bajo el control de la MUD, se proponen disolverla haciendo lo mismo que hicieron en 1999: cambiándole el nombre. Se llamará Congreso, quedando disuelta la AN apenas sea aprobada la nueva Constitución. Y mientras elijan a senadores y diputados funcionará otro Congresillo nombrado por la Constituyente. Con el añadido de que el Senado puede ser electo del mismo modo que lo fue antes de 1947, pero esta vez por Consejos Comunales de los Estados (por ello esta  vez no son electos con los gobernadores) y la Cámara de Diputados sería electa siguiendo el modelo empleado para la Constituyente: votación universal para unos y sectorial para otros.  
La proposición Escarrá será hacer lo mismo de 1999, pero al revés. Habiéndole salido bien la trampa aquella vez porque no hubo político que se opusiera, piensan que igual sucederá ahora siempre que los colaboracionistas tengan su tetero en el situado constitucional con su ración de gobernadores. Mientras el espacio de oposición esté ocupado por colaboracionistas, los títeres comunistas y sus amos cubanos están rueda libre, sin obstáculos en la vía.
Podría ocurrir, sin embargo, que a títeres y colaboracionistas les salga el fantasma que más temen: la rebelión cívico-militar provocada por el colapso general. Ya en el poder los rebeldes podrían aplicar el mismo mecanismo para disolver toda la estructura institucional del comunismo. El que a hierro mata, a hierro muere. Las cosas se deshacen del mismo modo que se hacen. Y lo que es igual no es trampa.
Hasta aquí lo dejo reservándome los detalles.

REFLEXIONES 121                             14-10-17



lunes, 9 de octubre de 2017

Objetivo: TOMAR EL PODER aprovechando el colapso general


“Venezuela se desploma: el derrumbe o colapso general de la economía venezolana es un hecho prácticamente consumado, el país se paraliza y todos los sectores van cayendo uno detrás de otro”. Lo dicen los economistas. Lo comprobamos a diario porque está a la vista de todos.
¿Qué hacer en estas circunstancias? Tomar el poder para cambiarlo todo. ¿Cómo? Haciendo que esta situación pre-revolucionaria explote en rebelión popular. El objetivo: tomar el poder. La estrategia: unir a los partidos y políticos no-colaboracionistas con los independientes llamados radicales en una alianza, la ALIANZA LIBERTADORA (sugiero este nombre), para que unidos usemos todos los medios de lucha para libertar a Venezuela de Cuba, del comunismo y del gobierno títere, la narcotiranía de la delincuencia organizada. Es lo que enseñan historia y política.
Nunca se había producido en Venezuela una situación tan favorable para la rebelión libertadora: están dadas todas las condiciones objetivas, con la ventaja añadida de que el gobierno está presidido por un títere de Cuba que no es caudillo político ni jefe militar, además de ser inmensamente impopular. Su única ventaja: los colaboracionistas usurpan el espacio correspondiente a la oposición y se prestan a la distracción electorera para cargos subalternos. La ALIANZA LIBERTADORA los desalojaría del espacio que usurpan.
Valga un ejemplo. En la Francia ocupada por Alemania los colaboracionistas se propusieron hacer lo mismo que los de aquí. Este esquema de dominación lo rompió De Gaulle convocando a la RESISTENCIA, para lo cual contó con el apoyo de los países democráticos llamados ALIADOS. La instalación del TSJ en el exilio indica que la situación internacional es favorable para una ALIANZA LIBERTADORA que rompa el esquema colaboracionista de la MUD y lo sustituya, al estilo De Gaulle, por una estrategia rupturista de RESISTENCIA ACTIVA.
Es colaboracionismo todo lo que nos aparte del objetivo de tomar el poder, que en Venezuela reside en la presidencia, aprovechando la actual situación pre-revolucionaria de descontento de todo el pueblo provocado por el derrrumbe o colapso general de la economía y su consecuencia: la crisis humanitaria.


REFLEXIONES 120                           09-10-17



sábado, 7 de octubre de 2017

GOBIERNO DE TRANSICIÓN YA O NO VOTAMOS POR GOBERNADORES



Votar sin esta condición de cumplimiento previo, sería aprobar el pacto infame (inhumano, inmoral e inconstitucional) de dejar Maduro hasta 2019, la mayor estafa política de nuestra historia
----------------------------------------------------------------------
“El derrumbe o colapso general de la economía venezolana es un hecho prácticamente consumado: el país se paraliza y casi todos los sectores van cayendo uno detrás de otro.” Así resume un economista (Alex Vallenilla) en su último escrito en la prensa, que titula: “Venezuela se desploma sin gasolina y sin comida.” Añado: “y sin medicamentos.” Además no hay efectivo. Consecuencia: hambruna y crisis humanitaria por escasez y carestía (hiperinflación) de todo lo necesario para la vida, a lo cual se agrega la inseguridad extrema que padecemos al estar bajo la narcotiranía de la delincuencia organizada, única en el mundo. Es inhumano e inmoral permitir que Maduro continúe hasta 2019.
Estamos políticamente en  una situación pre-revolucionaria porque están dadas todas las condiciones objetivas para el estallido social y la rebelión popular. Una verdadera oposición, que se proponga el cambio de gobierno y de sistema, la aprovecharía para dar el revolcón completo.  Si nuestro sistema fuera parlamentario bastaría que la AN negase el voto de confianza al gobierno para que se produjera el cese, adelantándose las elecciones generales. No sucede lo mismo en el sistema presidencial de períodos rígidos. Pero la Constitución prevé circunstancias excepcionales que permiten cambiar de gobierno antes de que termine el período, pero siempre con el pueblo en la calle hasta que caiga el tirano. Estas circunstancias se han dado. Son las siguientes:
1.- EL CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL: El 23-10-2016 la AN declaró roto el orden constitucional por el Golpe de Estado dado por Maduro. A partir de esta declaración, el país tiene un gobierno golpista o de facto y en Maduro un tirano. Procedía entonces restablecer la vigencia de la Constitución como lo ordena el Art. 333, desconociendo la autoridad de Maduro y deponiéndolo del cargo, así como a todo su gobierno, incluyendo al Ministro de Defensa. También desde luego al TSJ, instrumento del golpe. Y, simultáneamente, designar al Encargado de la Presidencia de la República por 30 días, cuando sería ratificado en la elección subsiguiente para ejercer el cargo hasta la terminación del período el 10-01-2019, presidiendo así el GOBIERNO DE TRANSICIÓN.
Al no hacerlo entonces ni después la AN ha faltado a su deber constitucional, violando el Art. 333 de la Constitución que se lo impone. Y, en consecuencia, la AN debe ponerse a derecho haciendo un año después lo que debió haber hecho en los doce meses transcurridos desde entonces.
2.- LA PROVISIÓN DE LA ACEFALÍA O VACANCIA: El 09-01-17 la AN cesó a Maduro formalmente en su cargo, declarándolo en falta absoluta con fundamento en el Art. 233. A continuación y en el mismo acto, debió designar al Encargado de la Presidencia de la República por 30 días cuando sería ratificado para ejercer el cargo hasta la terminación del período el 10-01-19. No lo hizo ni lo ha hecho en los 9 meses transcurridos, durante los cuales Maduro ha venido usurpando el cargo. En consecuencia, la AN debe ponerse a derecho haciendo lo que debe hacer en cumplimiento de la Constitución.
3.- EJERCICIO DEL DERECHO DE REBELIÓN: en junio pasado la MUD-AN, invocando el 350, llamó al desconocimiento de la autoridad de todos los golpistas (Maduro, TSJ, CNE, etc), convocando a la desobediencia civil, lo que ratificó el plebiscito vinculante del 16J que le ordenó renovar todos los poderes públicos.
Ejecutar las decisiones de cese de Maduro y su gobierno títere de Cuba, y designar un Gobierno de Transición, que tendría el apoyo internacional (véase nuevo TSJ en la OEA) y el masivo y entusiasta del pueblo en la calle, es a lo que está obligada la MUD-AN. Pero faltando descaradamente a su deber, ha optado pactar en secreto la elección de gobernadores que lo serían de un gobierno de facto, por estar roto el orden constitucional, y además subalternos de un presidente cesado que usurpa el cargo, para mayor agravante títere de Cuba.
Votar en estas circunstancias sería aprobar el pacto infame (inhumano, inmoral e inconstitucional) de dejar a Maduro hasta 2019, corriendo el riesgo de que sea hasta más allá. Rechazo este pacto no votando por esta estafa política, la mayor y más cínica de nuestra historia.  Valores y principios están por encima de la politiquería.
@petitdacosta


ALIANZA LIBERTADORA (4)


domingo, 1 de octubre de 2017

DE COLABORACIONISTAS A NARCO-COLABORACIONISTAS



*Será la transformación de los gobernadores electos de la MUD, cuando se incorporen como altos funcionarios a la narcotiranía títere de Cuba
Todo comenzó con la Gran Traición, el mayor acto de traición a la patria que registra la historia universal, por el cual Venezuela le fue entregada graciosamente a Cuba para su explotación. Enseguida Cuba se apoderó de la industria petrolera, poniendo a presidirla a su agente de confianza desde cuando fue guerrillero, quien procedió a la depuración política despidiendo a 20.000 técnicos. Lo hizo al estilo de Stalin. Sometido el poder político con un gobierno títere y el poder económico con una PDVSA depurada, Cuba procedió a manipular a sus títeres para el enfrentamiento con Estados Unidos que viene sosteniendo desde 1960. Venezuela pasó a ser, desde entonces, un monigote que mueve a su antojo, siempre contra Estados Unidos.
Obedientes a Cuba sus títeres, los traidores a la patria, cumplen lo que les ordena La Habana. Lo primero fue cederle a las guerrillas colombianas las fronteras occidentales. Es una cesión territorial porque allí ejercen soberanía, comenzando por cobrar impuestos que llaman “vacunas.” Quedó claro en un discurso del difunto pronunciado en sesión solemne de la AN: “Venezuela limita con las FARC, no con Colombia.” El territorio nacional llega hasta donde están las guerrillas, del lado de acá, porque Cuba, por intermedio del gobierno títere, les cedió en usufructo una porción del territorio venezolano. Recordemos que el general González González lo denunció allá por 2001.
Entonces se le ocurrió a Cuba una idea genial que entusiasmó a sus títeres en Venezuela: visto que las guerrillas son el mayor cartel de drogas del mundo, de cuya venta dependen para la compra de armas y el pago de la propaganda, hay que facilitarles el tránsito por Venezuela. En el libro “El Palestino” de hace unos 10 años, el autor narra lo que descubrió como infiltrado: la droga era transportada en camiones con escolta militar desde Colombia hasta galpones en Puerto Cabello, donde la embarcan.  Su relato prueba que, además de la financiación de las guerrillas, Cuba había logrado involucrar a militares en el narcotráfico lo que aseguraba su lealtad por temor a ser delatados por los propios cubanos.
Luego Emili Blasco en su libro “BUMERÁN CHÁVEZ” relata la conversión del gobierno títere en empresa dedicada al narcotráfico, lo que tuvo comienzo en un hecho narrado por el Capitán Salazar, escolta del máximo jerarca, quien fue testigo presencial de una conversación al más alto nivel, donde el presidente de PDVSA para la fecha recibió órdenes de comprar la droga directamente a las FARC (“adelántale 500 millones de dólares”), con lo cual se inició otra fase del negocio: 1) El gobierno de Venezuela se convirtió en narcotraficante; 2) Los barcos de PDVSA transportan la droga; y, 3) Las operaciones financieras de PDVSA hacen el lavado de dinero.
De allí se explica que el senador Rubio califique de “organización criminal” al gobierno títere presidido por Maduro. Pero sucede que esa “organización criminal” se montó y opera con el pretexto, que aparece en ambos libros, de que la droga es el arma adecuada para la guerra asimétrica contra Estados Unidos, porque con ella se destruye su recurso humanos más valioso, que es la juventud. Presumimos que, por fin, el gobierno de Estados Unidos lo ha entendido así y por ello ha incluido en la Lista Clinton a sus enemigos, los jerarcas de la narco-tiranía comenzando por Maduro.
Tenemos, pues, que el gobierno de Maduro no sólo es títere de Cuba, sino una narcotiranía, la única en el mundo. Y, sin embargo, la MUD jamás lo ha atacado por este motivo, a pesar de las sanciones internacionales. Pero estando en conocimiento de estos hechos por ser públicos y notorios, los gobernadores de la MUD al ser electos se incorporarán conscientemente como altos funcionarios de una narco-tiranía, para mayor estigma la única en el mundo, acusada de narcotraficante por gobiernos extranjeros. Forzosamente debemos concluir que desde ese momento, no sólo serán colaboracionistas por ser títere de Cuba el gobierno de Maduro, sino narco-colaboracionistas por integrarse, con conocimiento de causa, a una narcotiranía en calidad de altos funcionarios.
@petitdacosta

ALIANZA LIBERTADORA (3)