lunes, 16 de octubre de 2017

LA MAYORÍA EN BUSCA DE UN LIDERAZGO


Comencemos el análisis de las elecciones regionales de ayer. Lo primero a observar es que la participación electoral fue del 60%, la suma de electores de títeres (PSUV) y colaboracionistas (MUD), que son los partidos del sistema como antes de 1999 lo fueron AD y COPEI. Sabemos que el CNE infló esta cifra por razones obvias. Aceptándolas como ciertas tenemos que los electores anti-sistema (independientes radicales) representamos el 40%. Si tomamos en cuenta que muchos anti-sistema votaron coaccionados por la MUD: “si no votas, le regalas las 23 gobernaciones a Maduro y los chavistas”, el porcentaje de los anti-sistema podría llegar al 50%. Significa entonces que los electores anti-sistema son más que los propios de cada uno de los partidos del sistema por separado (30%) e incluso podríamos ser tantos como los del sistema unidos. Entonces la primera conclusión es: los anti-sistema somos mayoría comparados individualmente con los adherentes a cada uno de los partidos del sistema por separado y estamos próximos a ser tantos como ellos conjuntamente, si acaso no lo somos ya.
Hay, pues, dos fuerzas: el sistema formado por títeres y colaboracionistas y el antisistema que lo constituimos los independientes radicales. El sistema ha gozado de la ventaja de tener organización y dirección, a diferencia de los antisistemas que carecemos de las dos. Entonces urge unir a los antisistema, constituyendo una alianza de los partidos y políticos no-colaboracionistas con los independientes llamados radicales (comenzando por los asociados en grupos como Consejo de la Resistencia, Gana, Aserne, Junta Patriótica, etc.). Sería la ALIANZA LIBERTADORA (sugiero este nombre), mediante la cual unidos usemos todos los medios de lucha para libertar a Venezuela de Cuba, del comunismo y del gobierno títere, la narcotiranía de la delincuencia organizada, lo que deberá culminar en otro 23 de Enero (rebelión cívico-militar).
Nunca había habido condiciones tan favorables para la rebelión popular, porque en medio del colapso general de la economía y la crisis humanitaria ha crecido espontáneamente la fuerza anti-sistema, faltándole sólo  organización y dirección, vacío que llenaría la ALIANZA LIBERTADORA (recordemos que los 135 jóvenes asesinados en las protestas se identificaron como LIBERTADORES).  Con liderazgo la fuerza antisistema crecerá exponencialmente.

REFLEXIONES 122                                          16-10-17

sábado, 14 de octubre de 2017

LE HAREMOS LO MISMO A LOS COMUNISTAS


Dicen que Escarrá ha propuesto en la Constituyente Comunista restablecer el Congreso bicameral en la nueva Constitución Comunal o Comunista que están elaborando. Algunos ingenuos lo celebran diciendo que el proponente está reconociendo un error suyo como amanuense de Chávez en 1999. No es verdad. Si la proposición es suya, sería reincidente en la trampa con ropaje de constitucionalidad para la disolución de instituciones.
En 1999,  ¿cómo disolvieron el Congreso bicameral? Simplemente cambiándole la denominación. Ya no sería Congreso, sino Asamblea Nacional unicameral. En consecuencia, desapareció el Congreso al no estar previsto en la nueva Constitución. Y mientras era electa la AN, funcionó un Congresillo nombrado por la Constituyente. ¿Y cómo disolvieron la Corte Suprema de Justicia? Simplemente cambiándole la denominación. Pasó a llamarse Tribunal Supremo de Justicia. El único de los tres poderes clásicos que no cambió de nombre fue el Ejecutivo porque el Presidente era Chávez, autor de la Constitución de cuya redacción se encargó Escarrá como amanuense.
Como ahora estorba la Asamblea Nacional por estar bajo el control de la MUD, se proponen disolverla haciendo lo mismo que hicieron en 1999: cambiándole el nombre. Se llamará Congreso, quedando disuelta la AN apenas sea aprobada la nueva Constitución. Y mientras elijan a senadores y diputados funcionará otro Congresillo nombrado por la Constituyente. Con el añadido de que el Senado puede ser electo del mismo modo que lo fue antes de 1947, pero esta vez por Consejos Comunales de los Estados (por ello esta  vez no son electos con los gobernadores) y la Cámara de Diputados sería electa siguiendo el modelo empleado para la Constituyente: votación universal para unos y sectorial para otros.  
La proposición Escarrá será hacer lo mismo de 1999, pero al revés. Habiéndole salido bien la trampa aquella vez porque no hubo político que se opusiera, piensan que igual sucederá ahora siempre que los colaboracionistas tengan su tetero en el situado constitucional con su ración de gobernadores. Mientras el espacio de oposición esté ocupado por colaboracionistas, los títeres comunistas y sus amos cubanos están rueda libre, sin obstáculos en la vía.
Podría ocurrir, sin embargo, que a títeres y colaboracionistas les salga el fantasma que más temen: la rebelión cívico-militar provocada por el colapso general. Ya en el poder los rebeldes podrían aplicar el mismo mecanismo para disolver toda la estructura institucional del comunismo. El que a hierro mata, a hierro muere. Las cosas se deshacen del mismo modo que se hacen. Y lo que es igual no es trampa.
Hasta aquí lo dejo reservándome los detalles.

REFLEXIONES 121                             14-10-17



lunes, 9 de octubre de 2017

Objetivo: TOMAR EL PODER aprovechando el colapso general


“Venezuela se desploma: el derrumbe o colapso general de la economía venezolana es un hecho prácticamente consumado, el país se paraliza y todos los sectores van cayendo uno detrás de otro”. Lo dicen los economistas. Lo comprobamos a diario porque está a la vista de todos.
¿Qué hacer en estas circunstancias? Tomar el poder para cambiarlo todo. ¿Cómo? Haciendo que esta situación pre-revolucionaria explote en rebelión popular. El objetivo: tomar el poder. La estrategia: unir a los partidos y políticos no-colaboracionistas con los independientes llamados radicales en una alianza, la ALIANZA LIBERTADORA (sugiero este nombre), para que unidos usemos todos los medios de lucha para libertar a Venezuela de Cuba, del comunismo y del gobierno títere, la narcotiranía de la delincuencia organizada. Es lo que enseñan historia y política.
Nunca se había producido en Venezuela una situación tan favorable para la rebelión libertadora: están dadas todas las condiciones objetivas, con la ventaja añadida de que el gobierno está presidido por un títere de Cuba que no es caudillo político ni jefe militar, además de ser inmensamente impopular. Su única ventaja: los colaboracionistas usurpan el espacio correspondiente a la oposición y se prestan a la distracción electorera para cargos subalternos. La ALIANZA LIBERTADORA los desalojaría del espacio que usurpan.
Valga un ejemplo. En la Francia ocupada por Alemania los colaboracionistas se propusieron hacer lo mismo que los de aquí. Este esquema de dominación lo rompió De Gaulle convocando a la RESISTENCIA, para lo cual contó con el apoyo de los países democráticos llamados ALIADOS. La instalación del TSJ en el exilio indica que la situación internacional es favorable para una ALIANZA LIBERTADORA que rompa el esquema colaboracionista de la MUD y lo sustituya, al estilo De Gaulle, por una estrategia rupturista de RESISTENCIA ACTIVA.
Es colaboracionismo todo lo que nos aparte del objetivo de tomar el poder, que en Venezuela reside en la presidencia, aprovechando la actual situación pre-revolucionaria de descontento de todo el pueblo provocado por el derrrumbe o colapso general de la economía y su consecuencia: la crisis humanitaria.


REFLEXIONES 120                           09-10-17



sábado, 7 de octubre de 2017

GOBIERNO DE TRANSICIÓN YA O NO VOTAMOS POR GOBERNADORES



Votar sin esta condición de cumplimiento previo, sería aprobar el pacto infame (inhumano, inmoral e inconstitucional) de dejar Maduro hasta 2019, la mayor estafa política de nuestra historia
----------------------------------------------------------------------
“El derrumbe o colapso general de la economía venezolana es un hecho prácticamente consumado: el país se paraliza y casi todos los sectores van cayendo uno detrás de otro.” Así resume un economista (Alex Vallenilla) en su último escrito en la prensa, que titula: “Venezuela se desploma sin gasolina y sin comida.” Añado: “y sin medicamentos.” Además no hay efectivo. Consecuencia: hambruna y crisis humanitaria por escasez y carestía (hiperinflación) de todo lo necesario para la vida, a lo cual se agrega la inseguridad extrema que padecemos al estar bajo la narcotiranía de la delincuencia organizada, única en el mundo. Es inhumano e inmoral permitir que Maduro continúe hasta 2019.
Estamos políticamente en  una situación pre-revolucionaria porque están dadas todas las condiciones objetivas para el estallido social y la rebelión popular. Una verdadera oposición, que se proponga el cambio de gobierno y de sistema, la aprovecharía para dar el revolcón completo.  Si nuestro sistema fuera parlamentario bastaría que la AN negase el voto de confianza al gobierno para que se produjera el cese, adelantándose las elecciones generales. No sucede lo mismo en el sistema presidencial de períodos rígidos. Pero la Constitución prevé circunstancias excepcionales que permiten cambiar de gobierno antes de que termine el período, pero siempre con el pueblo en la calle hasta que caiga el tirano. Estas circunstancias se han dado. Son las siguientes:
1.- EL CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL: El 23-10-2016 la AN declaró roto el orden constitucional por el Golpe de Estado dado por Maduro. A partir de esta declaración, el país tiene un gobierno golpista o de facto y en Maduro un tirano. Procedía entonces restablecer la vigencia de la Constitución como lo ordena el Art. 333, desconociendo la autoridad de Maduro y deponiéndolo del cargo, así como a todo su gobierno, incluyendo al Ministro de Defensa. También desde luego al TSJ, instrumento del golpe. Y, simultáneamente, designar al Encargado de la Presidencia de la República por 30 días, cuando sería ratificado en la elección subsiguiente para ejercer el cargo hasta la terminación del período el 10-01-2019, presidiendo así el GOBIERNO DE TRANSICIÓN.
Al no hacerlo entonces ni después la AN ha faltado a su deber constitucional, violando el Art. 333 de la Constitución que se lo impone. Y, en consecuencia, la AN debe ponerse a derecho haciendo un año después lo que debió haber hecho en los doce meses transcurridos desde entonces.
2.- LA PROVISIÓN DE LA ACEFALÍA O VACANCIA: El 09-01-17 la AN cesó a Maduro formalmente en su cargo, declarándolo en falta absoluta con fundamento en el Art. 233. A continuación y en el mismo acto, debió designar al Encargado de la Presidencia de la República por 30 días cuando sería ratificado para ejercer el cargo hasta la terminación del período el 10-01-19. No lo hizo ni lo ha hecho en los 9 meses transcurridos, durante los cuales Maduro ha venido usurpando el cargo. En consecuencia, la AN debe ponerse a derecho haciendo lo que debe hacer en cumplimiento de la Constitución.
3.- EJERCICIO DEL DERECHO DE REBELIÓN: en junio pasado la MUD-AN, invocando el 350, llamó al desconocimiento de la autoridad de todos los golpistas (Maduro, TSJ, CNE, etc), convocando a la desobediencia civil, lo que ratificó el plebiscito vinculante del 16J que le ordenó renovar todos los poderes públicos.
Ejecutar las decisiones de cese de Maduro y su gobierno títere de Cuba, y designar un Gobierno de Transición, que tendría el apoyo internacional (véase nuevo TSJ en la OEA) y el masivo y entusiasta del pueblo en la calle, es a lo que está obligada la MUD-AN. Pero faltando descaradamente a su deber, ha optado pactar en secreto la elección de gobernadores que lo serían de un gobierno de facto, por estar roto el orden constitucional, y además subalternos de un presidente cesado que usurpa el cargo, para mayor agravante títere de Cuba.
Votar en estas circunstancias sería aprobar el pacto infame (inhumano, inmoral e inconstitucional) de dejar a Maduro hasta 2019, corriendo el riesgo de que sea hasta más allá. Rechazo este pacto no votando por esta estafa política, la mayor y más cínica de nuestra historia.  Valores y principios están por encima de la politiquería.
@petitdacosta


ALIANZA LIBERTADORA (4)


domingo, 1 de octubre de 2017

DE COLABORACIONISTAS A NARCO-COLABORACIONISTAS



*Será la transformación de los gobernadores electos de la MUD, cuando se incorporen como altos funcionarios a la narcotiranía títere de Cuba
Todo comenzó con la Gran Traición, el mayor acto de traición a la patria que registra la historia universal, por el cual Venezuela le fue entregada graciosamente a Cuba para su explotación. Enseguida Cuba se apoderó de la industria petrolera, poniendo a presidirla a su agente de confianza desde cuando fue guerrillero, quien procedió a la depuración política despidiendo a 20.000 técnicos. Lo hizo al estilo de Stalin. Sometido el poder político con un gobierno títere y el poder económico con una PDVSA depurada, Cuba procedió a manipular a sus títeres para el enfrentamiento con Estados Unidos que viene sosteniendo desde 1960. Venezuela pasó a ser, desde entonces, un monigote que mueve a su antojo, siempre contra Estados Unidos.
Obedientes a Cuba sus títeres, los traidores a la patria, cumplen lo que les ordena La Habana. Lo primero fue cederle a las guerrillas colombianas las fronteras occidentales. Es una cesión territorial porque allí ejercen soberanía, comenzando por cobrar impuestos que llaman “vacunas.” Quedó claro en un discurso del difunto pronunciado en sesión solemne de la AN: “Venezuela limita con las FARC, no con Colombia.” El territorio nacional llega hasta donde están las guerrillas, del lado de acá, porque Cuba, por intermedio del gobierno títere, les cedió en usufructo una porción del territorio venezolano. Recordemos que el general González González lo denunció allá por 2001.
Entonces se le ocurrió a Cuba una idea genial que entusiasmó a sus títeres en Venezuela: visto que las guerrillas son el mayor cartel de drogas del mundo, de cuya venta dependen para la compra de armas y el pago de la propaganda, hay que facilitarles el tránsito por Venezuela. En el libro “El Palestino” de hace unos 10 años, el autor narra lo que descubrió como infiltrado: la droga era transportada en camiones con escolta militar desde Colombia hasta galpones en Puerto Cabello, donde la embarcan.  Su relato prueba que, además de la financiación de las guerrillas, Cuba había logrado involucrar a militares en el narcotráfico lo que aseguraba su lealtad por temor a ser delatados por los propios cubanos.
Luego Emili Blasco en su libro “BUMERÁN CHÁVEZ” relata la conversión del gobierno títere en empresa dedicada al narcotráfico, lo que tuvo comienzo en un hecho narrado por el Capitán Salazar, escolta del máximo jerarca, quien fue testigo presencial de una conversación al más alto nivel, donde el presidente de PDVSA para la fecha recibió órdenes de comprar la droga directamente a las FARC (“adelántale 500 millones de dólares”), con lo cual se inició otra fase del negocio: 1) El gobierno de Venezuela se convirtió en narcotraficante; 2) Los barcos de PDVSA transportan la droga; y, 3) Las operaciones financieras de PDVSA hacen el lavado de dinero.
De allí se explica que el senador Rubio califique de “organización criminal” al gobierno títere presidido por Maduro. Pero sucede que esa “organización criminal” se montó y opera con el pretexto, que aparece en ambos libros, de que la droga es el arma adecuada para la guerra asimétrica contra Estados Unidos, porque con ella se destruye su recurso humanos más valioso, que es la juventud. Presumimos que, por fin, el gobierno de Estados Unidos lo ha entendido así y por ello ha incluido en la Lista Clinton a sus enemigos, los jerarcas de la narco-tiranía comenzando por Maduro.
Tenemos, pues, que el gobierno de Maduro no sólo es títere de Cuba, sino una narcotiranía, la única en el mundo. Y, sin embargo, la MUD jamás lo ha atacado por este motivo, a pesar de las sanciones internacionales. Pero estando en conocimiento de estos hechos por ser públicos y notorios, los gobernadores de la MUD al ser electos se incorporarán conscientemente como altos funcionarios de una narco-tiranía, para mayor estigma la única en el mundo, acusada de narcotraficante por gobiernos extranjeros. Forzosamente debemos concluir que desde ese momento, no sólo serán colaboracionistas por ser títere de Cuba el gobierno de Maduro, sino narco-colaboracionistas por integrarse, con conocimiento de causa, a una narcotiranía en calidad de altos funcionarios.
@petitdacosta

ALIANZA LIBERTADORA (3)


jueves, 28 de septiembre de 2017

APRENDAMOS DEL FRACASO PARA PODER LOGRAR EL ÉXITO


Reconozcamos que Venezuela es un fracaso político. Lo prueba que dos siglos después de habernos independizado de España hayamos perdido esta independencia, para mayor vergüenza no ante un gran imperio, sino ante una isla arruinada como es Cuba. Y no a consecuencia de una guerra librada con heroísmo sino por la entrega con indignidad y deshonor, sin disparar un tiro, lo más repugnante que podía sucedernos: la traición a la patria de civiles y militares que debieron defenderla.
La dimensión de este fracaso político se mide por el hecho de que somos el único país de América bajo el dominio de otro país, y para mayor humillación arrodillado ante uno de los más pobres y miserables, lo cual demuestra que hemos descendido a lo más bajo que se puede descender políticamente. Lavar esta deshonra exige un escarmiento que se recuerde por generaciones. Impedir que se repita deberá ser la primera previsión político-constitucional.
Venezuela es un fracaso político también porque la sucesión de dictaduras ha tenido la culminación en la tiranía de los peores: criminales, ladrones, narcotraficantes y terroristas. No se trata sólo de una tiranía, como tantas que ha padecido el país desde cuando los civiles se vistieron de militares para conquistar la independencia y desde entonces, ellos y sus herederos en el poder, consideran que el país les pertenece como una indemnización de guerra, que no le cobran a España sino a los venezolanos honestos y trabajadores.
Pero esta vez a la humillación por la Gran Traición se le agrega la vergüenza de tener a la única tiranía de la delincuencia organizada que existe en el mundo. Así el gobierno fantoche que tenemos no es sólo títere, cuando nunca antes habíamos tenido uno semejante, sino que además es una empresa criminal narcoterrorista. ¿Cómo llegamos a este horror? Es la pregunta obligada, que debemos completar así: ¿Cómo fue que, después del más largo período de democracia (40 años) con la única República Civil que hemos tenido en nuestra historia, haya venido desgracia tan grande, una verdadera catástrofe moral acompañada de un colapso general  de la economía y una crisis humanitaria? Pareciera que todos los demonios del mal estén vengándose del tiempo que debieron ocultarse por la primacía de principios y valores superiores, políticos y morales.  Gobierno y Constituyente dan la imagen de un aquelarre que sólo delibera para la maldad.
Como en cualquier momento habrán de producirse los sucesos que le pondrán fin a esta etapa tenebrosa, iniciemos el examen  de los errores cometidos en el diseño del sistema político que condujo a este fracaso estruendoso, a fin de tener pensado cómo corregirlos para que nunca más se repitan. 
Hagamos del fracaso estruendoso el aprendizaje para convertir a Venezuela en un éxito político y en todos los demás órdenes. Lo bueno de la situación actual es que, estando todo destruido, basta con limpiar el terreno para construir un país maravilloso.  
@petitdacosta



CONSTITUCIÓN POLÍTICA 1           28-09-17


martes, 26 de septiembre de 2017

LA MEJOR DEFENSA SOCIAL CONTRA EL COMUNISMO


En la política venezolana no se acostumba la autocrítica. Esto explica que ninguno de los partidos dominantes durante la República Civil (1958-1998) se la haya hecho, a los fines de que la nueva democracia, que surgirá después de esta narcotiranía comunista, no caiga en los mismos errores.
La pregunta clave a responder es: ¿por qué en Europa la democracia venció al comunismo, derrumbándose el imperio soviético en 1989-1990, mientras en Venezuela la democracia fue derrotada por el comunismo, apenas ocho años después (1998), cuando era un cadáver político? ¿Cómo se explica que el bipartidismo democracia cristiana-socialdemocracia sea exitoso en Europa y  mantenga su vigencia, transcurridos 72 años desde la terminación de la guerra mundial que destruyó la economía, mientras que en Venezuela desapareció a los 40 años, totalmente desprestigiado?
En vista del silencio de los políticos, he tratado de responderme esta pregunta. En mi opinión, la explicación está en la diferencia entre el bipartidismo venezolano y el europeo y, a consecuencia de ello, la diferencia en los sistemas político, económico y social.
Comencemos por la política social. El bipartidismo europeo construyó el Estado Social de Derecho, le dio contenido con el Estado de Bienestar, el cual tiene su columna vertebral en la Seguridad Social, que es universal (porque abarca a todas clases sociales sin excepción) e integral (porque cubre todos los riegos de la vida, desde el nacimiento hasta la muerte). Al hacerlo así, creó en cada persona la conciencia de ciudadano y el derecho a reclamar como contribuyente. El bipartidismo europeo no es populista ni clientelista.
En cambio, el bipartidismo venezolano no construyó el Estado Social, ni le dio contenido el Estado de Bienestar. Y en 40 años no cumplió con el deber que se impuso en el Art. 94 de la Constitución: “En forma progresiva se desarrollará un sistema de seguridad social tendiente a proteger a todos los habitantes de la República contra los infortunios del trabajo, enfermedad, invalidez, vejez, muerte, desempleo y cualesquiera otros riesgos que puedan ser objeto de previsión social, así como contra las cargas derivadas de la vida familiar.”
Para 1998 este sistema de seguridad social, universal e integral, debió estar funcionando como en Europa, a satisfacción de los asegurados. Pero no fue así. El bipartidismo se quedó anclado en el populismo clientelista que el mismo precepto constitucional preveía como transitorio: “Quienes carezcan de medios económicos y no estén en condiciones de procurárselos tendrán derecho a la asistencia social mientras sean incorporados al sistema de seguridad social”. El populismo clientelista tomó la forma de “programas sociales”, antecedentes de las “misiones” de la etapa comunista.
Aprendamos la lección. Restablecida la democracia, establezcamos la mejor defensa social frente al comunismo y a todos los extremismos instituyendo el Estado de Bienestar con fundamento en la Seguridad Social universal e integral, con el cual impediremos que se repita la crisis humanitaria que sufre el pueblo venezolano.
Si hubiera habido Estado de Bienestar no habría comunismo ni crisis humanitaria.



CONSTITUCIÓN SOCIAL IV             26-09-17


lunes, 25 de septiembre de 2017

PROCLAMEMOS EL CAPITALISMO MODERNO EN OPOSICIÓN AL COMUNISMO ANACRÓNICO


En Venezuela no hemos conocido el capitalismo. Nunca ha sido establecido como sistema económico. Y, sin embargo, los partidos marxistas lo han satanizado. Han satanizado a un fantasma, que nunca ha existido como tal en el país. Pero, en cambio, los actuales gobernantes comunistas implantan el comunismo sin pasar por la etapa previa del capitalismo, incurriendo en el mismo error de los soviéticos y de los cubanos.
La MUD, tal vez por estar integrada en su mayoría por partidos de la Internacional Socialista, no ha tomado por bandera el capitalismo por oposición al comunismo importado de Cuba. Damos así la impresión de que somos un país donde la única diferencia político-ideológica está entre el comunismo radical y el socialismo democrático (socialdemocracia), por lo cual el cambio político sería entre comunismo y socialismo, categorías ambas del marxismo. Eso significaría persistir en el error causante del colapso económico y la crisis humanitaria, ya que el sistema económico de la República Civil (1958-1998) fue el impuesto por la socialdemocracia populista (AD predominó en toda la etapa), el cual desembocó en la crisis financiera que, para mayor desgracia, nos trajo el comunismo que padecemos en la actualidad.
Recibida esta lección amarga, debemos iniciar la nueva etapa democrática partiendo de esta base: “La caída del muro de Berlín cerró un siglo largo de competencia política entre capitalismo y comunismo. El capitalismo queda como la única forma viable de organizar racionalmente una economía moderna. En este momento de la historia, ninguna nación responsable cuenta con otra opción” (H. de Soto: El misterio del capital, 2007).  Proclamemos, pues, el capitalismo como el sistema económico que vamos a implantar para la modernización de Venezuela, en sustitución del comunismo, que es un fósil político-económico.  
Nos incorporaremos al capitalismo cuando está en “la tercera y más reciente ola de riqueza, puesto que sustituye los factores tradicionales de la producción industrial-tierra, mano de obra y capital-por el conocimiento más refinado”(A. Toffler: la revolución de la riqueza, 2006). Ingresaremos al capitalismo cuando está en la etapa post-industrial, llamada “sociedad del conocimiento”.
El conocimiento va a ser el petróleo de la nueva economía capitalista que vamos a construir. Contamos con los mejores recursos humanos para lograrlo con éxito.


CONSTITUCIÓN ECONÓMICA 1     25-09-17



sábado, 23 de septiembre de 2017

REMOVER LOS OBSTÁCULOS A UNA SOLUCIÓN URGENTE DE LA CRISIS



*Los obstáculos son Cuba, el poder real en Venezuela, y sus títeres y colaboracionistas
-------------------------------------------------------------------------

Grupo de Lima (17 países americanos): “Situación venezolana ha empeorado”. Efectivamente: desempleo masivo (más del 70%), sin comida (hambruna), sin medicinas y atención médica (crisis humanitaria), sin gasolina y sin gas doméstico, sin efectivo, y sin futuro lo que estimula la emigración masiva. Todos los presidentes democráticos lo han dicho en la ONU, exigiendo lo que el presidente de Paraguay resume en esta frase: la crítica situación venezolana requiere una solución urgente.
Pero hay dos obstáculos para la solución urgente:  
1.- Venezuela está bajo el dominio de Cuba desde la Gran Traición, cuando la soberanía nacional le fue cedida por los más grandes traidores a la patria de la historia universal. El gobernante de Venezuela se llama Raúl Castro, quien tiene aquí a su títere Maduro. El poder real está en La Habana. Lo sabe el mundo entero, menos la MUD-AN puesto que calla sobre Cuba. Lo sabe Colombia, por lo cual Santos fue a Cuba a hablarlo con Castro, el jefe de Maduro. Lo sabe México, cuyo Canciller Vidogaray viajó a La Habana a hablar con Castro exclusivamente sobre Venezuela porque, según sus palabras, la crisis venezolana se resuelve si le da una orden a Maduro. Ninguno de ellos tuvo éxito porque Cuba no suelta su presa. Lo sabe la OEA porque el secretario general, Luis Almagro, declaró que Venezuela es un país ocupado por Cuba que tiene aquí 15.000 soldados encubiertos, según sus cálculos. Después de decirlo, le fue negada la  entrada a Cuba donde debía recibir el premio Oswaldo Payá. Lo sabe Estados Unidos como lo vienen repitiendo Trump y varios senadores. 
2.- El otro obstáculo es la MUD colaboracionista. Maduro es el Emparam del siglo XXI. Un retroceso de dos siglos. Pero no sólo en eso. Frente a Emparam no está un Cabildo de Caracas como el de 1810. Y una clase política como los libertadores. En lugar de aquel Cabildo, tenemos una MUD-AN que, habiendo recibido mandato imperativo de salir inmediatamente de Maduro, condición previa para recuperar la soberanía, lleva perdidos 20 meses sin hacer nada para cumplir el mandato. Es como si hubieran pasado 1810 y 1811 dialogando con Emparam, cuando era un empleado de Fernando VII igual que Maduro lo es de Raúl Castro. En lugar de aquella brillante clase política tenemos a unos colaboracionistas que, por serlo, no plantean la recuperación de la soberanía como prioridad absoluta de la lucha. Para ellos lo primordial es aumentar su participación en la administración colonial al servicio de Cuba, el gobierno presidido por el títere Maduro. Imagínense que los libertadores hubieran concentrado su esfuerzo, no en la independencia, sino en competir para ser “gobernadores” en el gobierno de Emparam, representante de la España de Fernando VII. No hubieran sido libertadores porque no hubiera habido independencia.
Los libertadores dieron cinco pasos sucesivos para la independencia: 1) Salieron de Emparam, apelando al pueblo en la calle; 2) Enseguida constituyeron un gobierno de transición (Junta Conservadora); 3) Enviaron comisiones a Inglaterra y Estados Unidos a solicitar apoyo contra España; 4) Convocaron a continuación un Congreso-Constituyente que declaró la independencia y aprobó la primera Constitución; y, 5)Conforme a esta Constitución eligieron el primer gobierno, todo en 15 meses.
Si la MUD no fuera colaboracionista hubiera seguido el ejemplo de los libertadores (PERO CON EL PUEBLO EN LA CALLE), así : 1) Declarada la falta absoluta de Maduro el 09-01-17, vacante por tanto el cargo, designar al Encargado de la Presidencia hasta el 10-01-19 (gobierno de transición), previa destitución del Vice-Presidente acusado de narco-terrorismo; 2) Declarar entonces restablecida la soberanía y la Constitución (Arts. 333 y 350) y disuelta la Constituyente, expulsando del territorio nacional a todos los agentes cubanos; 3) Enviar comisiones a los 17 países del Grupo de Lima y a todos los demás países democráticos de América y Europa, solicitando su apoyo contra Cuba y para obligar a la FAN a acatar y hacer cumplir estas decisiones o, de lo contrario, aplicar la Carta Democrática; y, 4) Efectuar las elecciones de gobernadores y alcaldes, después de recuperada la soberanía.
Para remover los dos obstáculos (Cuba-Gobierno títere y MUD-AN colaboracionista) que impiden la solución urgente de la crisis, hay que formar la ALIANZA LIBERTADORA de políticos no-colaboracionistas (Soy Venezuela) con independientes radicales (Junta de Resistencia, Gana, Junta Patriótica, Aserne, etc) y con militares nacionalistas (solución cívico-militar).
@petitdacosta


ALIANZA LIBERTADORA (2)




LA CRISIS DEL EFECTIVO


Así titula el economista Alex Vallenilla su explicación, que resumo por considerarla ilustrativa y porque contribuye a centrar el debate en la hecatombe económico-social del país, causa del sufrimiento de los venezolanos, apartándolo del insustancial carnaval electorero de las regionales.
1.- La falta de efectivo tiene muchos factores, pero el principal es la inflación. Mientras los precios suben indeteniblemente, la emisión de dinero es insuficiente. Ya la Administración Maduro no puede costear más impresión de dinero (inorgánico) sin incurrir en gigantescas pérdidas. Imprimir un billete cuesta 0,65 dólares, al cambio 13.650 bolívares, por lo cual cuesta más hacer un billete de 10.000 que lo que se puede comprar con él. Pero si, a pesar de ello, el Gobierno continúa imprimiendo y emitiendo dinero para cubrir sus gastos, seguirá atizando el “incendio de precios” que se ha desatado por toda Venezuela.  
2.- La inflación estimada en 800% para 2017, triplica todavía la emisión de dinero que ronda por el 380% y ello implica una caída de liquidez en términos reales. Los billetes han sido fulminados por la inflación.  
3.- La inflación supone ajuste de precios y de salarios que el mismo Gobierno impulsa aumentando la estructura de costos de todas las operaciones en el país. El transporte de dinero efectivo en camiones no es la excepción. Cuesta más que el monto de los billetes transportados.
4.- El nuevo cono monetario no tendrá mayor vigencia, puesto que el billete más grande (20.000) ha quedado reducido a menos de 1 dólar.
5.- Las taquillas de los bancos no pagan más de 20.000 bolívares (menos de 1 dólar). Los bancos con mayores problemas son los del Estado en los cuales hay días en que se debe esperar que haya depósitos para poder pagar a cada persona los 0,90 dólares.
6.- Altos funcionarios proponen digitalizar el bolívar para no tener que imprimir más dinero, utilizando el sistema de pago electrónico (moneda electrónica). Según Maduro, no habría entonces que seguir imprimiendo dinero. Sus palabras confirman las dificultades que tiene la narcotiranía para “evitar que el colapso que se está gestando con las operaciones y procesos de pago, TERMINE REVENTANDO.”
7.- Un sistema electrónico sería muy complicado en un país “en que las telecomunicaciones también entraron en el proceso de colapso con la peor banda ancha de navegación por internet de todo el mundo”.
En cualquier otro país de América, excepto Cuba, la crisis socio-económica tendría al país en permanente estado de agitación social, antesala de la rebelión popular. No ocurre así en Venezuela porque el espacio de oposición lo han venido ocupando los colaboracionistas de la MUD, que reclaman a Maduro el pago del favor de haber impedido el estallido social. Precisamente en este momento colaboran con Cuba y sus títeres para que la atención se desvíe hacia el carnaval electorero de las regionales. Una verdadera oposición dirigiría la movilización de masas hacia la rebelión popular en tres paso: agitación-desestabilización-rebelión.




REFLEXIONES 119                              23-09-17


sábado, 16 de septiembre de 2017

ENFRENTAR TAMBIÉN A LOS COLABORACIONISTAS


Usados por Cuba como bomberos para apagar el fuego de la rebelión popular
-------------------------------------------------------------------------------------------------

Para su dominio sobre Venezuela, cuenta Cuba con títeres y colaboracionistas. Los títeres integran el gobierno aparente (el poder real está en La Habana), que por eso lo llamamos gobierno títere, presidido por el lacayo Maduro. Tengamos claro: Maduro no es Maduro. Es Cuba. Por su parte, los colaboracionistas están en la MUD, que cumple el rol de la “leal oposición de Su Majestad Raúl Castro”, contra el cual nunca se ha pronunciado y menos aún se ha atrevido a plantear como prioridad absoluta la recuperación de la independencia y soberanía de Venezuela rompiendo con Cuba. Jamás la MUD ha atacado a Cuba, ni ha calificado de gobierno títere al de Maduro, lo que significa que no le importa que Venezuela esté sometida a Cuba, ya que de lo contrario hubiese reaccionado con la pasión que ponen los patriotas en la defensa de la soberanía y el honor nacional. Si la MUD no fuese colaboracionista habría convocado al pueblo a la liberación nacional, involucrando a los militares, y llamado a la solidaridad de todos los países democráticos para independizarnos de Cuba, en la seguridad de que muchos nos ayudarían por razones geopolíticas e ideológicas.  
Al tener Venezuela un gobierno títere, todos los poderes públicos (nacional, estadal y municipal) integran la administración colonial al servicio de Cuba. Es así porque Venezuela dejó de ser soberana desde el momento de la Gran Traición, cuando los más grandes traidores a la patria que hayan existido en la historia le cedieron graciosamente la soberanía a Cuba en el más acto más vil y cobarde que pueda concebirse. Por consiguiente, alcaldes y gobernadores de la MUD se incorporan a esa administración colonial al ser electos, en calidad de “leal oposición”. Cuando la soberanía no existe, esa “leal oposición” se llama colaboracionismo.
Si la MUD no fuera colaboracionista, qué hubiera hecho cuando se instaló la Asamblea Nacional con mayoría calificada suya (dos tercios) el 05-01-16? Hubiera declarado la independencia de Venezuela, poniendo fin a la sumisión a Cuba. Así hubiera restablecido la vigencia efectiva de la Constitución, haciéndola renacer porque sin soberanía no hay Constitución sino Estatuto Colonial; y, desde luego, fundamentándose en los Arts. 333 y 350 de la Constitución restablecida, hubiera depuesto a Maduro, como se hizo con Emparam y toda la administración colonial, repitiendo la gesta del 19-04-1810 con el pueblo en la calle y la Iglesia apoyando (Madariaga reencarnado en el Cardenal Urosa o Mons. Padrón). Pero como la MUD es colaboracionista la Asamblea Nacional no declaró entonces ni después la independencia de Venezuela frente a Cuba, sino se integró a la administración colonial.
Han pasado 19 meses y la AN, ratificando el colaboracionismo de la MUD, no ha denunciado la cesión de la soberanía a Cuba ni ha tratado como títeres a Maduro y su gobierno. No lo hizo el 23-10-16 cuando declaró roto el orden constitucional, omitiendo que la causa fundamental es la cesión de la soberanía a Cuba y que no podía restablecerse si no se rompía con Cuba recuperando así la soberanía y la Constitución. No lo hizo el 09-01-17 cuando declaró la falta absoluta de Maduro por abandono del cargo omitiendo su  cualidad de títere de Cuba, lo que no requiere prueba por tratarse de hecho público, notorio y comunicacional, del cual está enterado el mundo entero.
Independizarnos de Cuba es lo primero y fundamental. Venezuela necesita una Alianza Libertadora (sugiero este nombre) que, para comenzar, la libere de Cuba, debiendo para ello enfrentar a los colaboracionistas, única manera de poder salir del gobierno títere de Maduro al cual han venido sirviendo como bomberos que apagan el fuego de la rebelión popular.
@petitdacosta  


ALIANZA LIBERTADORA 1


martes, 12 de septiembre de 2017

HACER QUE EL MALESTAR SE CONVIERTA EN ARRECHERA


Los comunistas saben hacer oposición. Son maestros en la agitación social. Y agitan magnificando las crisis cícilicas del capitalismo para desestabilizar a los gobiernos democráticos porque su objetivo no es el cambio de gobierno sino el cambio de sistema político-económico: sustituir la democracia por la dictadura comunista, encubierta con el nombre de dictadura del proletariado o  aquí revolución bolivariana.
Implantada la tiranía comunista en Venezuela deberíamos hacerle oposición al estilo comunista, probada su eficacia. Aplicarle a los comunistas la medicina que aquéllos le aplican a las democracias. Por eso propongo a todos los demócratas que centremos el debate en el sufrimiento de la gente: la hambruna por escasez y carestía (hiperinflación) de los alimentos, la muerte por enfermedad desatendida por escasez y carestía (hiperinflación) de los medicamentos y por falta de atención médica, la zozobra por la delincuencia sin control, la separación de las familias porque no hay futuro para nuestros hijos, y en fin esto no es vida. Es un sufrimiento interminable.
¿Quiénes causan el sufrimiento de la gente, sobre todo de los pobres? Los comunistas que gobiernan el país, porque ellos forman una casta de ladrones que se roban el dinero del pueblo. Ellos comen bien, viven bien, a todo lujo, se dan la gran vida, con el dinero que se roban. La renta petrolera es para ellos. La renta minera es para ellos. El diferencial cambiario es para ellos. El presupuesto nacional es para ellos. Están podridos de reales. Mientras el pueblo muere de hambre, abre las bolsas de basura a ver que consigue, mendiga por una medicina para padres o abuelos que no cuentan con hospitales dignos.
Los comunistas forman la nueva clase de ricos. Integran la oligarquía gobernante. Tienen 18 años hartándose de la buena vida, y no le dan chance a nadie más. Son ellos, sólo ellos, las mismas caras, los mismos nombres, insaciables con una avaricia sin límite. No sueltan la teta a la cual se pegaron. Le sacan hasta la última gota. Con su casota, su camionetota 4x4 para cada miembro de la familia, su avioneta, su cuenta abultada en dólares, dándole lujo y placeres a sus hijos en el extranjero (todos en el extranjero para que no se ensucien rozándose con la miserable gente de pueblo que no puede salir). Hijitos bien de papás recién vestidos con lo robado. Y los hijos de pueblo que se jodan. Sin futuro, con padres sin dientes y bolsillos vacíos, con madres flacuchentas haciendo colas para comprar un pan y una harinita para la arepita sin relleno.
Si el primer paso es agitar para que la gente proteste, el segundo pero simultáneo es hacer que el malestar indisponga a la gente contra los comunistas que nos gobiernan, les provoque una arrechera grande, haciéndolos ver el contraste entre el hambre y las desgracias que vive el pueblo con el lujo y derroche de la oligarquía comunista, inhumana porque no le duele el sacrificio del pueblo y su situación miserable.
Hacer que el malestar de la gente por su sufrimiento se transforme en arrechera a la oligarquía comunista gobernante, debería ser la segunda tarea nuestra, usando para ello todos los medios de los cuales dispongamos y aprovechando todas las ocasiones que se nos presenten.


TRANSICIÓN 8                                    12-09-17

domingo, 10 de septiembre de 2017

CENTRAR EL DEBATE EN EL SUFRIMIENTO DE LA GENTE


La primera tarea a cumplir para lograr el cambio de gobierno y de sistema político-económico es AGITAR centrando el debate en el sufrimiento de los venezolanos, sobre todo los pobres,  padeciendo una pavorosa crisis humanitaria por culpa de Cuba y el gobierno títere presidido por el lacayo Maduro, que han llevado al país a la hecatombe económico-social. Esto debería ser el tema nuestro todos los días y a cada hora por todos los medios de que dispongamos.  Y adonde quiera que vayamos y con todos los que conversemos. Olvídese de las elecciones regionales. No pierda el tiempo en la discusión sobre votar o no. Evítela, porque esas elecciones han sido concebidas como distracción sirviendo los partidos colaboracionistas como dique de contención para evitar que la situación desesperada que vive la gente estalle en rebelión popular.
He aquí la situación actual tal como la describe Alex Vallenilla en su columna de hoy: “SE AVIZORA PARALIZACIÓN GENERAL POR COLAPSO ECONÓMICO.” Agregando: “actualmente la falla es total, gas doméstico, gasolina, dinero efectivo, inflación, transporte público y de carga, todo se desploma.” Y al final resume todo en esta conclusión: “Lo anterior configura un colapso generalizado, un preámbulo de la paralización total del país, un paro técnico, obligado por las circunstancias en todos los sectores, incluyendo el bancario.”
Lo más dramático: “Los venezolanos ya han pasado el límite de la miseria y la pobreza. El economista Steve Hanke prepara un indicador de miseria para Venezuela, y ha señalado que este país vive un desastre quizás jamás visto, sobre todo en una nación con la enorme cantidad de riqueza petrolera……La inflación prevista en 800% para 2017, hace imposible que las personas puedan comprar alimentos y medicamentos.. La situación se vuelve ahora mucho más complicada, cuando la población  ya no tiene acceso al dinero efectivo, por la falla de bolívar. El dinero efectivo no fluye porque la inflación es tan veloz que el que circula no es suficiente para cubrir operaciones de pago. Pero eso no es todo, hay poblaciones que tampoco disponen de conexión a internet y servicios de pago con punto de venta.”
Añade: “Tampoco hay gas doméstico. La cocina a leña se generaliza (en provincia). A ello se suma que no hay gasolina suficiente. El racionamiento se ha generalizado en el occidente….Las estaciones de servicio están tomadas por militares..El transporte público está paralizado en 70%.”
En cualquier otro país esta situación habría provocado ya la rebelión popular. Aquí no. El motivo ya lo sabemos: no hay oposición. Su espacio está ocupado por los colaboracionistas de la MUD, que sirven de muro contención de la rebelión popular convertidos en comparsa electoral cada vez que el gobierno títere, con el fin de desactivarla, convoca a elecciones, que son distracciones porque entretienen a la gente sin resolver nada.  Entonces obviemos a los colaboracionistas. Ocupémonos exclusivamente de hacer que vuelva a subir la marea que se manifestó en la calle durante cuatro meses. Hacer que el descontento se convierta en rebeldía.
Demos el primer paso agitando. Basta con que cada uno de nosotros se transforme en agitador de su entorno: familia, vecinos, amigos, organizándolos en grupos de 5x5 que sirvan de agentes multiplicadores. Así creamos entre todos el clima socio-político adecuado para provocar el cambio radical y profundo que deseamos. 


TRANSICIÓN 7                                 10-09-17


viernes, 8 de septiembre de 2017

A PREPARARSE QUE LA MAREA SUBIRÁ OTRA VEZ


Democracia con hambre no dura. Fue la explicación acertada que se dio a la simpatía que despertó en el pueblo la rebelión militar del 4F-92. Efectivamente, por el malestar general y no tanto por el hambre incipiente, causado por el ajuste económico y la crisis financiera, la democracia duró sólo 7 años desde aquel día.
¿Porqué ahora, cuando hambruna y desamparo en salud se han unido en una pavorosa crisis humanitaria, no se ha producido una rebelión civil, militar o cívico-militar, que cualquiera de ellas contaría con amplísimo apoyo popular? Sólo hay una explicación: el colaboracionismo de la MUD que no es oposición pero ocupa su espacio. Su papel ha sido impedir la rebelión, sea civil, militar o cívico-militar, encauzando el descontento hacia la imposible salida electoral. Lo dijo uno de sus jerarcas: “Maduro debería agradecernos que le hayamos evitado el estallido social”. Lo han hecho otra vez desviando las protestas de cuatro meses hacia la nada, que son las elecciones regionales. Es la nada porque nada tiene que ver con la crisis humanitaria. Nada tiene que ver con la hambruna. Nada tiene que ver con la muerte por mengua debida a la falta de atención médica y de medicamentos. Nada tiene que ver con el desempleo. Nada tiene que ver con la inseguridad extrema que es un azote. Nada tiene que ver con el futuro de los jóvenes. Nada tiene que ver con la hiperinflación. Nada tiene que ver con el pan nuestro de cada día.
Lo he dicho repetidas veces: están dadas todas las condiciones objetivas, según los manuales de estrategia política y la enseñanza de la historia universal y nacional, para la rebelión popular en cualquiera de sus modalidades: militar con apoyo civil (18 de octubre de 1945), estrictamente militar con simpatía civil (4 de febrero de 1962) y cívico-militar (23 de enero de 1958). Pero la ha impedido la MUD, creada con este fin. Recordemos que la MUD fue creada después de la rebelión cívico-militar de 2002 (11-13 de abril) y luego que el pueblo siguió en estado de rebelión efectuando el mayor acto de desobediencia civil de nuestra historia contemporánea (abstención masiva y militante en las elecciones parlamentarias de 2005). Precisamente la MUD apareció para impedir que el estado de rebelión continuara. A tal fin inventaron la candidatura de Rosales en 2006, asegurando su victoria, para crear la ilusión falsa de una salida electoral.
Convencida la gente, después de 11 años de engaños, que no hay salida electoral a esta situación de crisis humanitaria, tomó la calle espontáneamente. Entonces la MUD, que había rechazado la calle durante años alegando que podía haber sangre, se apropió del movimiento de masas como si ella lo hubiera convocado desde el inicio. Hizo como el surfista experto: tomó su tabla y fue surfeando el oleaje del descontento popular luciéndose con sus maniobras. Pero no era para conducirlo a la victoria, sino para desnaturalizarlo. Transcurridos cuatro meses de protestas, llegó el momento de las definiciones. Y en ese momento preciso se quitó la máscara rebelde y quedó desnudo otra vez su colaboracionismo con su anuncio de participación en las elecciones de gobernadores. Con este anuncio enfrió la calle, estabilizando por ahora a la narcotiranía. Quedó en evidencia que la MUD se infiltró en las protestas para impedir la rebelión. Pero al hacerlo perdió su encanto para el engaño.
Estamos actualmente en esa etapa de decepción que los viejos estrategas políticos llaman “reflujo”, semejante a la bajamar que produce la luna. Pero así como la marea cambia en cuestión de días, también sucede en la política cuando están dadas condiciones como colapso de la economía, crisis humanitaria y malestar general. No se desesperen, estimados lectores.  La marea subirá otra vez. Preparémonos para aprovecharla sin surfistas.

TRANSICIÓN 6                                   08-09-17




sábado, 2 de septiembre de 2017

ESTAMOS POLÍTICAMENTE MEJOR


Que hace unos días, cuando títeres y colaboracionistas pactaron ir a las regionales, burlándose de todos
-------------------------------------------------------------------------

Políticamente estamos en un buen momento. Les diré porqué. Primero repasemos cuáles son nuestros objetivos:
1.- Liberarnos de Cuba y recuperar la soberanía nacional, para lo cual liberarnos del gobierno títere presidido por el lacayo Maduro.
2.- Liberarnos del gobierno títere presidido por el lacayo Maduro, que es como nos liberaremos de Cuba.
3.- Liberarnos del comunismo, para lo cual debemos liberarnos del gobierno títere de Cuba que nos lo impone por orden de su mandante.
4.- Liberarnos de la narcotiranía de la delincuencia organizada al liberarnos del gobierno títere, convertido en empresa criminal que siembra el terror.
5.- Liberarnos de la crisis humanitaria y de la hecatombe económica provocada por el gobierno títere al implantar el comunismo por orden de Cuba.
6.- Liberarnos del empobrecimiento general causado por el comunismo importado de Cuba y, en su lugar, establecer el Estado de Bienestar tal como existe en Europa.
Hasta ahora ha sido imposible alcanzar estos objetivos. Pero la situación ha cambiado a nuestro favor por estos motivos:
1.- La fuerza política que podemos llamar “febrerista”, porque responde a los ideales del 4F-92, la rebelión militar nacionalista (ni cubana ni comunista), ha roto con Maduro, el títere de Cuba, acusándolo de romper el orden constitucional. Además se oponen a la Constituyente Comunista. Representativas del ala civil de esta fuerza son la fiscal Luisa Ortega Díaz y la exdefensora del pueblo Gabriela Ramírez. Detrás de estas dos damas debe haber militares con mando. No es necesario que me lo digan. Me lo dice la historia y mi experiencia de vida. Sus antecedentes indican que ellas no son mujeres que se lanzan a una piscina vacía. Por otra parte, recordemos que el general Raúl Baduel es representativo del ala militar desde el juramento del Samán de Güere.
2.- Los países democráticos de América se han pronunciado públicamente contra el gobierno títere presidido por el lacayo Maduro, al cual acusan de haber roto el orden constitucional, comprometiéndose a negarle recursos financieros sin la aprobación de la AN y a promover el restablecimiento de la democracia. Con ellos está el insigne Luis Almagro, Secretario General de la OEA.
3.- Estados Unidos, un gigante dormido durante 20 años, ha despertado de su letargo dándose cuenta del peligro que representa para su seguridad nacional el gobierno títere de Maduro por estos tres motivos: es instrumento de Cuba comunista en contra suya, usa las drogas que le suministran las  FARC como arma de guerra asimétrica para envenenar a la juventud de aquel país (leer entre otros el libro de Emili Blasco) y sirve de puente al terrorismo islámico para acceder a su territorio.
4.- La MUD está en decadencia por haberse desenmascarado su cogollo como lo que siempre ha sido: políticos colaboracionistas, que con el pretexto de la salida electoral ha impedido una salida semejante al 23E-1958, a la cual le teme porque, con seguridad, produciría renovación en el liderazgo político.
5.- La disidencia de Ledezma y Machado rompe la estrategia colaboracionista al ponerla en evidencia y crea las condiciones para una alianza con los que somos llamados independientes radicales, la que derive en alianza con los militares nacionalistas y democráticos, incluyendo a los civiles y militares “febreristas”.
Estamos, pues, mejor que cuando títeres y colaboracionistas pactaron antes de la Constituyente, según confesó Rosales, de ir a las regionales. Así que no se desespere. En cualquier momento salta la liebre, tal como lo enseña la historia. Mientras tanto, vaya preparándose al estilo de la resistencia clandestina del pasado: organice en secreto a su familia, a sus vecinos y a sus amigos en grupos de 5x5.  Son las “células dormidas”, inactivas hasta cuando reciban el llamado. Siga mi consejo.
@petitdacosta



Liberación Nacional y No-Reelección (227)




  

viernes, 1 de septiembre de 2017

SON DOS LAS SOGAS A RASTRAS QUE LLEVA MADURO



Puesto el lazo al ganado se tensa la soga para derribarlo o tumbarlo. Es la técnica del derribamiento que se usa en el campo. Vale para la política en el caso que nos ocupa. Cuando el 23-10-2016 la AN declaró a Maduro incurso en delito por haber roto el orden constitucional con un Golpe de Estado consumado conjuntamente con el TSJ, le puso el lazo. Enseguida debió proceder al derribamiento dando el CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL que ordena el Art. 333 de la Constitución, el cual se ejecuta, tratándose de un AUTOGOLPE, deponiendo al Presidente de la República.
En el mismo acto la AN debió encargar a la FAN el cumplimiento de la decisión. Si el Alto Mando Militar se hubiese negado, cabía esperar la rebelión en contra suya de la mesocracia militar con mando de tropas, que acatara e hiciera cumplir lo decidido por la AN. Entonces se habría ejecutado plenamente el CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL.
En este supuesto como en el contrario (que la FAN en su totalidad hubiera desobedecido a la AN sumándose al Golpe de Estado de Maduro), debió la AN llamar al pueblo a respaldar la ejecución del CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL cumpliendo ella misma con el punto segundo de su Acuerdo: “SEGUNDO: Convocar al pueblo de Venezuela, en virtud de los preceptos constitucionales, en especial lo establecido en el Art. 333 de nuestra Constitución, a la defensa activa, constante y valiente de nuestra Carta Magna, de la democracia y el Estado de Derecho, HASTA LOGRAR LA RESTITUCIÓN DEL ORDEN CONSTITUCIONAL”.
Esta última frase sólo tiene una interpretación: el pueblo en la calle hasta tanto Maduro entregue el cargo, ya que el único modo de restablecer la vigencia de la Constitución en el caso de AUTOGOLPE es deponiendo del cargo al golpista Presidente de la República. Pero no se hizo, por lo cual he dicho, valiéndome del símil campesino, que desde entonces Maduro anda con la soga a rastras, presidiendo un “gobierno de facto”.
Con retardo de dos meses y medio la AN decidió hacer lo que debió haber hecho en octubre: deponer del cargo a Maduro.  Así en el Acuerdo de fecha 09-E-2017 dispuso: “1.Declarar que Nicolás Maduro Moros, invocando el cargo de Presidente de la República, ha incurrido en acciones y omisiones que sitúan su desempeño completamente al margen del diseño y funciones constitucionales de la Presidencia de la República, en virtud de la grave ruptura del orden constitucional y democrático, la violación de derechos humanos, la devastación de las bases económicas y sociales de la Nación y los atentados a la integridad de la República que ha llevado a cabo.  2. Declarar, en consecuencia, y de conformidad con los artículos 232 y 233 de la Constitución, que Nicolás Maduro Moros ha abandonado su cargo, abandonando el principio de la supremacía constitucional establecido en el artículo 7 del texto fundamental, el principio del Estado Democrático de Derecho y de Justicia establecido en el artículo 2 de la Constitución, así como las funciones constitucionales inherentes al cargo de Presidente de la República, especialmente la referida a la obligación de cumplir y hacer cumplir el ordenamiento constitucional y las leyes, establecida en el numeral 1 del artículo 236 de la Constitución.”
Pero tampoco ha sido ejecutada esta decisión que daría inicio al CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL. Puede decirse que la AN se limitó a ponerle otro lazo a Maduro sin halar para su derribo. Tenemos, pues, a Maduro con las sogas a rastras de dos lazos puestos. Hasta que alguien, investido o no de autoridad, las agarre y tense con fuerza suficiente para tumbarlo o derribarlo y así restablecer la vigencia plena de la Constitución, cumpliendo el deber impuesto por el 333.

Transición 5                                       01-09-17


jueves, 31 de agosto de 2017

Maduro anda con la soga a rastras desde el 23-10-2016


Desde el 23-10-2016, declarada como fue por la AN la “ruptura del orden constitucional” por el Golpe de Estado dado por Maduro valiéndose del TSJ (AUTOGOLPE), estamos formalmente bajo un “gobierno de facto”, al margen de la Constitución, a la cual puede considerársela suspendida “de hecho” pues “ha dejado de observarse.” Es, como lo reconoció la AN, la situación prevista en el Art. 333 de la Constitución de 1999, copia del encabezamiento del Art. 250 de la Constitución de 1961, que ordena responder al Golpe de Estado con un contragolpe, al que llamamos CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL.
No bastaba, pues, con declarar consumado el Golpe de Estado. Era deber de la AN proceder de inmediato al CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL, por tratarse de asunto impostergable que demanda ejecución inmediata. El mismo día y en el mismo acto la AN, por estar investida de autoridad, debió ejercerla y proceder a su ejecución, teniendo para ello discrecionalidad. El CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL no está sometido a formalismos jurídicos, ya que roto el orden constitucional no hay Constitución. No la hay para el golpista que ha instaurado una dictadura. Tampoco la hay para el que lo combate. Precisamente la finalidad del CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL es restablecer la Constitución. Ello explica que el Art. 333 no disponga cómo hacerlo, dejando en libertad a los defensores de la Constitución de valerse de cualquier medio apropiado para lograr el fin propuesto.
Resulta obvio que el objetivo fundamental del CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL es: 1) En el caso del golpe clásico, reponer en el cargo al Presidente de la República que ha sido derrocado; y, 2) En el caso de AUTOGOLPE, deponer del cargo al Presidente de la República ilegítimo o de facto por golpista. Ha debido la AN tomar esta decisión, después de declarar roto el orden constitucional por el Golpe de Estado dado por Maduro (autogolpe), cuya consecuencia jurídica es que se trata de un gobierno de facto de un presidente ilegítimo (ilegitimidad de ejercicio). Al no proceder al CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL aquel día, la AN dio oportunidad a que Maduro moviera al TSJ, su batallón suicida que ha dinamitado la Constitución, en una  maniobra de distracción (falsa nulidad).
Es cierto que todavía no se ha dado el CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL pero está pendiente de ejecución. Como se dice en el campo del que se ha escapado temporalmente de algo que debe, desde hace desde el 23-10-2016 Maduro anda con la soga a rastras .



Transición 4                    30-08-17   

martes, 29 de agosto de 2017

EL CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL está pendiente de ejecución



El 23-10-2016 la AN, depositaria de la soberanía nacional, aprobó un Acuerdo (que no es ley, pero tiene los efectos jurídicos de calificación del supuesto de hecho de un precepto constitucional o legal preexistente), el cual contiene este pronunciamiento: “PRIMERO: Declarar la ruptura del orden constitucional y la existencia de un golpe de estado cometido por el régimen de Nicolás Maduro en contra de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y el pueblo de Venezuela”.
Desde este día la situación jurídico-política es formalmente la siguiente: 1.- En virtud de la ruptura del orden constitucional el país está sin Constitución, la cual no se aplica, no por habérsela derogado, sino por tenérsela al margen o en suspenso. 2.- Ejerce un “gobierno de facto” por haber roto el orden constitucional dando un “autogolpe”, denominación del Golpe de Estado cometido por el Presidente de la República en contra de la Constitución, mediante el cual anula o disuelve a los demás poderes públicos o al único que no controla. Se diferencia así del golpe de estado clásico que es el que se da contra el Presidente de la República deponiéndolo del cargo. Pero ambos, el golpe clásico y el autogolpe, son actos de fuerza, como lo son todos los que rompen el orden constitucional.
Tanto el golpe clásico como el autogolpe encajan en el supuesto de hecho del Art. 333 de la Constitución de 1999, copia del encabezamiento del Art. 250 de la Constitución de 1961, cuyos redactores lo llamaron “cerrojo democrático” por la consecuencia jurídica: “En tal eventualidad, todo ciudadano investido o ciudadana investida, o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia.” Es el deber que tenemos todos, civiles y militares, de revertir el golpe clásico o el autogolpe del Presidente de la República, como en el presente caso, dando el CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL.
Lo reconoció la AN en el mismo acuerdo cuando resolvió: “SEGUNDO: Convocar al pueblo de Venezuela, en virtud de los preceptos constitucionales, en especial lo establecido en el Art. 333 de nuestra Constitución, a la defensa activa, constante y valiente de nuestra Carta Magna, de la democracia y el Estado de Derecho, HASTA LOGRAR LA RESTITUCIÓN DEL ORDEN CONSTITUCIONAL”.
El CONTRAGOLPE CONSTITUCIONAL está pendiente de su ejecución. Hay que ejecutarlo sin más demora por dos circunstancias: 1) La situación económica del país es insostenible, el empobrecimiento general y la crisis humanitaria exigen atención urgentísima; y, 2) No habiéndose restablecido el orden constitucional no hay solución política de esta pavorosa crisis (colapso-hecatombe) por vía electoral.
Seguiré desarrollando el tema, advirtiendo que en período de crisis lo jurídico se subordina a lo político, y no al revés. Ejemplo: En la Campaña Admirable (1813) Bolívar libertaba ciudades apartado de todo preciosismo jurídico (hasta decretó la Guerra a Muerte) y detrás iba Cristóbal Mendoza (Doctor en Derecho Civil y Canónico) organizando los pueblos libertados.


TRANSICIÓN 3                                 29-08-17



lunes, 28 de agosto de 2017

EJECUTAR LO QUE ESTÁ PENDIENTE PARA LIBERARNOS DE MADURO Y CUBA


Venezuela es un país en ruina a causa de la implantación forzada del comunismo, el cual ha empobrecido a los venezolanos al extremo de padecer una crisis humanitaria sin antecedentes en la historia nacional y sin parangón en América, sometido además a la ignominia de ser la única narcotiranía existente en América y, para mayor humillación, títere de Cuba, a la cual fue cedida la soberanía nacional por los mayores traidores a la patria que pueblo alguno haya tenido la desgracia de concebir. Esta situación político-socioeconómica habría bastado a los grandes líderes del pasado, desde Bolívar y demás libertadores hasta los fundadores de la República Civil (1958-1998), para llamar a la rebelión y no descansar hasta la victoria. Y a  nosotros nos obliga a ponerla en marcha para liberarnos de Cuba, del comunismo y de la narcotiranía. Este deber no admite la excusa legalista, porque existe el marco jurídico-político.
Ese marco político-jurídico, que está vigente pero pendiente de ejecución, es el siguiente:
1) Acuerdo de la Asamblea Nacional de fecha 23-10-2016, que dice:  PRIMERO: Declarar la ruptura del orden constitucional y la existencia de un golpe de estado cometido por el régimen de Nicolás Maduro en contra de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y el pueblo de Venezuela. SEGUNDO: Convocar al pueblo de Venezuela, en virtud de los preceptos constitucionales, en especial lo establecido en el Art. 333 de nuestra Constitución, a la defensa activa, constante y valiente de nuestra Carta Magna, de la democracia y el Estado de Derecho, hasta lograr la restitución del Orden Constitucional.
2) Acuerdo de la AN de fecha 09-E-2017, vigente para la presente fecha pero todavía pendiente de ejecución, que dispone: 1. Declarar que Nicolás Maduro Moros, invocando el cargo de Presidente de la República, ha incurrido en acciones y omisiones que sitúan su desempeño completamente al margen del diseño y funciones constitucionales de la Presidencia de la República, en virtud de la grave ruptura del orden constitucional y democrático, la violación de derechos humanos, la devastación de las bases económicas y sociales de la Nación y los atentados a la integridad de la República que ha llevado a cabo.  2. Declarar, en consecuencia, y de conformidad con los artículos 232 y 233 de la Constitución, que Nicolás Maduro Moros ha abandonado su cargo, abandonando el principio de la supremacía constitucional establecido en el artículo 7 del texto fundamental, el principio del Estado Democrático de Derecho y de Justicia establecido en el artículo 2 de la Constitución, así como las funciones constitucionales inherentes al cargo de Presidente de la República, especialmente la referida a la obligación de cumplir y hacer cumplir el ordenamiento constitucional y las leyes, establecida en el numeral 1 del artículo 236 de la Constitución.
3) Acuerdo de la AN de fecha 01-08-17, que dice: Ratificar que todos los actos (de) la Asamblea Nacional Constituyente deben ser desconocidos. Asimismo, se ratifica el derecho de resistencia del pueblo de Venezuela frente a esa fraudulenta e ilegítima Asamblea Nacional Constituyente, así como el deber de los funcionarios e integrantes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana de desobedecer todos los actos derivados de la fraudulenta constituyente, y contribuir activamente para restablecer la vigencia efectiva de la Constitución de 1999.
Estos tres acuerdos fundamentados en la Constitución, que están vigente pero pendiente de ejecución, servirán de base jurídico-política a la rebelión popular.
@petitdacosta                                         

28-08-17