lunes, 27 de febrero de 2017

La Iglesia clama en el desierto porque no hay demócratas-cristianos en la MUD


La Iglesia Católica ha sido la única que ha hecho el diagnóstico correcto de la crisis general del país, cuando su máxima autoridad nacional, la Conferencia Episcopal Venezolana, ha dicho repetidas veces:  “1) El mayor problema y la causa de esta crisis general es la decisión del Gobierno Nacional y de los otros órganos del Poder Público de imponer un sistema político-económico de corte socialista, marxista o comunista (12-01-2015). 2) “La causa fundamental es el empeño del Gobierno de imponer el sistema totalitario recogido en el PLAN DE LA PATRIA (llamado Socialismo del Siglo XXI), a pesar de que el sistema socialista marxista ha fracasado en todos los países en que se ha instaurado, dejando una estela de dolor y pobreza”(13-01-2017).
Si ésta es la causa fundamental, como efectivamente lo es, la solución está en cambiar radicalmente el sistema político-económico, que por ser comunista es contrario al cristianismo. Aquí la Iglesia Venezolana se encuentra con el mismo problema político que tropezó en los años 40. Entonces emergieron con fuerza los movimientos marxistas: el Partido Comunista y Acción Democrática. El primero estaba afiliado a la Internacional Comunista (Komintern), dirigida desde Moscú bajo la jefatura de Stalin, como hoy el PSUV sigue instrucciones de La Habana. No sucedía lo mismo con AD, cuyos fundadores venían de regreso del marxismo-leninismo pero sin haberse curado totalmente del “sarampión juvenil”, que así llamó Betancourt al paso por esa etapa de la vida. Precisamente a los militantes de ese partido se les conoció desde entonces como los adecos (ade-comunistas).
Muerto Gómez, comunistas e izquierdas ocuparon el espacio de oposición al gobierno de López Contreras. Lo hicieron tomando el control de la única fuerza opositora: la Federación de Estudiantes de Venezuela, integrada por alumnos de la única universidad existente en Caracas que era la UCV. En aquellas circunstancias la Iglesia Católica reaccionó, bajo la dirección del Vaticano (Pío XII), formando el liderazgo político alternativo que siguiese la Doctrina Social de la Iglesia frente a los marxistas. Los universitarios que habían egresado de los colegios católicos (jesuítas, lasallistas, salesianos, etc) constituyeron la UNE (Unión Nacional de Estudiantes) que fue el germen del futuro partido demócrata cristiano. Allí se forjaron como líderes, en el debate y la confrontación con aquéllos.
Más tarde, cuando AD llegó al poder llevado por la rebelión cívico-militar de 1945, los jóvenes de la UNE, después de vacilaciones iniciales, fundaron el partido demócrata-cristiano llamado COPEI, con el apoyo militante de la Iglesia que se empleó a fondo en su apoyo. Tanto que en las elecciones para la Constituyente de 1947 celebradas en 1946 varios sacerdotes salieron electos como diputados demócratas cristianos: ej. el P. Sánchez Espejo por Táchira,  el P.  Pulido Méndez  por Mérida (después fue Arzobispo) y P. Rojas Chaparro por Trujillo (después Obispo).
En aquellos tiempos apenas había la amenaza de comunismo, que nunca se convirtió en realidad porque AD se hizo socialdemócrata. Ahora estamos bajo el comunismo, que ha provocado la crisis más grande en toda nuestra historia, un comunismo que es una imposición colonial de Cuba, valiéndose del gobierno títere. En consecuencia, la Iglesia debe aplicar la misma estrategia exitosa del pasado para suplir la inexistencia de un partido demócrata cristiano, que no lo hay: el COPEI está en fase de extinción y PJ nunca lo ha sido porque no hace profesión de fe ni adoctrina a su militancia con la Doctrina Social de la Iglesia ni tampoco ajusta su conducta a ella.
En conclusión: la Iglesia Católica Venezolana está sola en su digna y valiente posición, porque no hay demócratas-cristianos en la MUD (Machado está excluida). Todos son marxistas o socialdemócratas.  Suplir esta deficiencia, como alternativa, es fundamental para que la Doctrina Social de la Iglesia sea la guía para la acción y para organizar el sistema político-económico que sustituya al comunista actual.

DEMOCRACIA CRISTIANA 3                                     27-02-17

domingo, 26 de febrero de 2017

La Operación Larrazábal II para hacer la paz con Estados Unidos


Detener ya la locura de la guerra asimétrica en la cual estos insensatos, aliados con los terroristas islámicos, vienen usando las drogas como armas químicas
----------------------------------------------
¿Sabía usted que Venezuela está en guerra contra Estados Unidos? No se trata de una guerra convencional con enfrentamiento de ejércitos. Es una guerra asimétrica iniciada  por el difunto, obedeciendo instrucciones de Cuba. Recordemos que por el pacto Kennedy-Kruschev de 1962 Estados Unidos se comprometió a no invadir a Cuba si ésta no incurría en agresión. Cuba ha cumplido este pacto por temor a Estados Unidos, el cual también lo ha respetado al extremo de tolerar una tiranía comunista en América, lo que viola la Carta de la OEA y la posterior Carta Democrática Interamericana. Cuba se ha cuidado de provocar a Estados Unidos. Las provocaciones se las ha encomendado a su gobierno títere en Venezuela, que hace este trabajo sucio.
La guerra asimétrica fue precedida por actos inamistosos, por ejemplo: 1) Insultos repetidos al Presidente de Estados Unidos y los demás altos funcionarios, incluyendo groserías a damas como Condoleeza Rice, Secretaria de Estado; 2) Ruptura del embargo a Cuba, asumiendo su sostenimiento; 3) Ostentación desafiante de amistad y alianza con Sadam Hussein y Ghadafi después de la agresión del terrorismo islámico el 11-09-2001 en Nueva York y Washington; 4) Alianza con el gobierno teocrático de Irán, enemigo de Estados Unidos, burlando las sanciones impuestas por la ONU.
Envalentonados porque el gobierno de Estados Unidos no respondió a las provocaciones, por estar concentrado en la guerra que libraba en el Medio Oriente, los títeres de Cuba decidieron pasar a la guerra asimétrica de este modo: 1) No hacer una declaración formal de guerra, violando el derecho internacional; 2) Agredir a los Estados Unidos sin que medie provocación, lo que viola también las leyes internacionales; 3) No usar armas convencionales, sino armas químicas como son las drogas, con las cuales se persigue envenenar y destruir física y mentalmente a la población del país agredido. 4) Aliarse con el grupo terrorista FARC, que provee las drogas. 5) Incorporar a militares y civiles al uso de esta arma química, convirtiéndolos en soldados mercenarios que reciben por paga la participación en el narcotráfico. 6) Asociarse con los carteles de la droga de México, Centro América y las Antillas para el transporte y distribución. 7) Asociarse también con los terroristas islámicos (Hezbolá y Hamás), los cuales colaboran en el narcotráfico, sin descuidar su principal objetivo: atacar a Estados Unidos en su territorio.
Todo parecía ir sobre ruedas hasta que el gobierno de Trump ha resuelto defender a Estados Unidos pasando a la ofensiva. La ha iniciado con el caso El Aisami. Los títeres de Cuba se confiaron en que durante el gobierno de Obama, Estados Unidos pareció un gigante dormido. Y cometieron el error de los japoneses en Pearl Harbor. Una jugada como esa, que delata la guerra asimétrica, puede tener las consecuencias que predijo el Almirante Yamamoto de una guerra sin declaración formal: “Creo que lo único que hemos conseguido es despertar a un gigante dormido y hacer que tome una determinación terrible.” Tan terrible que la represalia fueron las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki.
Para evitar las represalias justificadas de Estados Unidos, en ejercicio de su derecho a la legítima defensa, exhortemos a los militares a seguir el ejemplo de sus colegas alemanes. Habían acompañado a Hitler en sus campañas, como aquí lo han hecho con la locura de la guerra asimétrica de Chávez y Maduro. Pero cuando vieron la imposibilidad de ganar la guerra, decidieron detenerla evitando la destrucción de Alemania con la sustitución de Hitler en el mando para poder pactar la paz con los Aliados. En su caso intentaron matarlo. Aquí eso no es necesarrio. Basta con ejecutar la decisión de la AN que declaró la falta absoluta de Maduro y, en consecuencia, apartarlo del cargo, junto con el Vicepresidente, instalando un gobierno de transición,  presidido por el que escoja la AN, lo que sería una variante de la Operación Larrazábal II por la cual clamamos los venezolanos. 
LIBERACIÓN NACIONAL Y NO-REELECCIÓN (204)  

@petitdacosta

miércoles, 22 de febrero de 2017

Cómo el gobierno títere fue haciéndose narco-terrorista


Emili Blasco fue el corresponsal del diario ABC de España en Washington hasta el año pasado. Allí tuvo acceso a información fidedigna sobre Venezuela obtenida por los servicios secretos de Estados Unidos y de los testimonios de quienes desertaron de las filas del chavismo, la cual recogió en el libro BUMERÁN CHÁVEZ que servirá de guía a la justicia venezolana cuando sea independiente para enjuiciar a los altos jerarcas de la tiranía narco-comunista, títere de Cuba. Blasco se ganó la confianza de los venezolanos por haber informado la verdad sobre la enfermedad y muerte de Chávez, a la cual hizo seguimiento. Cuando seamos libres otra vez, deberemos hacerle un reconocimiento por el servicio prestado desinteresadamente a nuestro país. Ha sido más venezolano que muchos.Resumamos lo leído hasta ahora: 1) Chávez declaró en secreto la guerra asimétrica contra Estados Unidos; 2) Esta guerra ha venido siendo librada con un arma química: la cocaína, destinada a envenenar y destruir a la población de aquel país, sobre todo a su juventud; 3) Todos los altos funcionarios pasaron a ser combatientes en esta guerra, convirtiéndose en narcotraficantes; 4)  La proveedora de esta arma es la FARC, cuya producción de droga es comprada por el gobierno de Venezuela (Testimonio de Leamsy Salazar: “Chávez le dijo a Rafael Ramírez adelántales a las FARC 500 millones de dólares por el negocio”); 5) En esta guerra Chávez buscó de aliados al grupo terrorista sirio-libanés HEZBOLÁ, entrenado y financiado por Irán; 6) Al efecto, Nicolás Maduro, siendo Ministro de Relaciones Exteriores, se reunió en secreto (año 2007) con el jefe supremo de Hezbolá en un hotel de Damasco (Siria); 7) Fue testigo presencial de esta reunión secreta Rafael Isea, para entonces Ministro de Finanzas, de cuyo testimonio (en poder de las autoridades de EE UU) se concluye en lo que se convino: a) Hezbolá se incorpora a la guerra asimétrica contra Estados Unidos participando en el narcotráfico; b) El gobierno de Venezuela suministrará armas a Hezbolá, transportándola en aviones de Conviasa (Caracas-Teherán, escala Damasco); c) El gobierno de Venezuela proveerá de pasaportes venezolanos a militantes de Hezbolá para facilitar su desplazamiento por el mundo entero.
“Coincidencialmente después de celebrado este convenio fue nombrado Ministro del Interior Tareck El-Aissami, venezolano de origen sirio-libanés, quien desempeñó el cargo (como jefe de las oficinas de cédulas y pasaportes), desde 2008 hasta 2012, con quien mantenía estrecha relación un libanés naturalizado venezolano, que porta pasaporte diplomático venezolano,  conocido por todos como Ghazi, captado en su juventud por Hezbolá, cuyo nombre invocaban centenares de libaneses ante la Embajada en Beirut para que les diera pasaporte venezolano sin cumplir con los requisitos exigidos por la ley”.
Ghazi tiene un hermano de nombre Oday Nassereddine, el apellido de familia, del cual informa Blasco: “La DEA estadounidense supo que residía en Barquisimeto, a solo 26 kilómetros del campo de entrenamiento que Hezbolá tenía en Yaritagua, en el vecino Estado Yaracuy, y que él mismo comandaba. Las prácticas de guerrilla se realizaban en la finca que le fue expropiada al diputado de la oposición Eduardo Gómez Sigala.” Significa entonces que haciendas confiscadas (porque nunca pagaron la indemnización) era, no para sembrar( de allí la escasez de alimentos), sino para servir de campo de entrenamiento de grupos terroristas.
Continúa Blasco: “La ubicación satelital (que le tenía la DEA a los hermanos Ghazi y Oday), porque manejaban el gran operativo de Hezbolá en Venezuela, permitió captar un viaje que hicieron juntos a Cancún (México) en los primeros meses de 2013. En este viaje los dos hermanos contactaron con la mafia de la droga de Yucatán. El trato beneficiaba a las dos partes: ayuda logística para que células de Hezbolá pudieran llegar hasta la frontera de EE UU y atravesarla, a cambio de asociarse en el negocio de la droga”.     
Vemos, pues, que todo comenzó por la insensatez de declararse en guerra asimétrica contra Estados Unidos, usando el arma química que es la droga. Y cómo a esta estupidez se le agregó la alianza con los grupos terroristas islámicos, hasta convertir a Venezuela en un NARCO-ESTADO-TERRORISTA, esto último por aquello de dime con quién andas y te diré qué eres.


NARCO-TIRANÍA 24                            22-02-17



@petitdacosta

lunes, 20 de febrero de 2017

Maduro podría ser la próxima baja en la guerra asimétrica


Continuamos el repaso del libro BUMERÁN CHÁVEZ del prestigioso periodista español Emili Blasco (publicado en 2015) en los capítulos relevantes por su actualidad. Hasta ahora ha quedado claro: 1) Que Chávez, por instrucciones de Cuba a la cual servía como títere, declaró a Venezuela en guerra asimétrica contra Estados Unidos usando como arma la droga, una especie de arma química suministrada por los terroristas de las FARC, con la cual los narco-comunistas pretenden envenenar y destruir físicamente a la población de aquel país; 2) Que, no conforme con declarar esta guerra irregular e injusta contra Estados Unidos, formó una alianza con Hezbolá, una organización terrorista sirio-libanesa obediente a Irán, todos también enemigos de Estados Unidos.
Aclaremos: En la guerra asimétrica no existe un frente determinado, ni acciones militares convencionales. Es una guerra sin restricciones, en la cual se utilizan toda clase de armas sin detenerse en consideraciones éticas. Por ejemplo, el uso de las drogas como armas químicas. Y la alianza con terroristas. Al declararle la guerra asimétrica a Estados Unidos con estas armas y con estos aliados, por instrucciones de Cuba, Chávez y después Maduro han expuesto a Venezuela a las represalias del país agredido en ejercicio de su derecho a la legítima defensa. Tengámoslo presente en todo momento. Estos insensatos que nos gobiernan desde 1999 nos han metido en una guerra contra Estados Unidos, sin consultarnos ni avisarnos a los venezolanos y sin que haya habido agresión ni provocación de Estados Unidos. Ojalá Estados Unidos no haga sufrir al pueblo venezolano por la insensatez de los títeres de Cuba.
Hecha la aclaratoria continuemos con la lectura del Capítulo 7: NICOLÁS EN LA GUARIDA DE HEZBOLÁ. Ya vimos el testimonio de Rafael Isea, quien como Ministro de Finanzas integró la delegación que acompañó a Chávez en la visita oficial a Irán efectuada en 2007. Cuenta que hizo escala en Damasco (Siria), donde fue convocado por Nicolás Maduro a su habitación de hotel donde estaba reunido con Hasán Nasralá, jefe del Hezbolá, “uno de los hombres más buscado por Estados Unidos.” En esta reunión se acordó, dice Blasco: a) incorporar a Hezbolá al narcotráfico con destino a Estados Unidos; b) trasportar armas de Venezuela al Líbano para suministrarlas a Hezbolá; y, c) suministrarles pasaportes venezolanos a los miembros de Hezbolá para facilitar su desplazamiento por el mundo entero.
Los informes de inteligencia de Estados Unidos, según Blasco, “confirman la celebración el 22 de agosto de 2010 de una pequeña cumbre de dirigentes del extremismo islámico. En la sede de la inteligencia militar venezolana se reunieron mandos de Hezbolá, Hamás y otros agentes de la yihad. En la cita estaban implicados los embajadores de Siria e Irán en Venezuela. Precisamente el número dos de la diplomacia chavista en Damasco, el libanés naturalizado venezolano Ghazi Nassereddine (o Nasr al Dine) era la persona más prominente de Hezbolá en Venezuela, quien mantenía una estrecha relación con el que fue ministro del Interior desde 2008 hasta 20122, o sea, el actual Vicepresidente Ejecutivo.
Llegado Chávez al poder Ghazi entró a trabajar en la Cancillería. “Captado en su juventud por Hezbolá, supo aprovechar las ventajas de su cargo diplomático para ganar peso dentro de la organización. Un conjunto de comunicaciones internas muestran el papel jugado por él en la facilitación de pasaportes y visados a miembros de Hezbolá. Durante años la embajada de Venezuela en Beirut se vio sujeta a la continua presencia de innumerables ciudadanos libaneses que manifestaban estar recomendados por Ghazi para que se les fuera concedida la visa sin cumplir con los requisitos exigidos.”
Agrega Blasco: “En 2007, meses después de ser designado Ministro de Relaciones Exteriores, Maduro nombró a Ghazi ministro consejero en Beirut. Este era el tiempo en que Maduro se había reunido secretamente con Hasán Nasralá, el supremo líder de Hezbolá, y Ghazi era una pieza clave en el entramado.”
Concluyamos por ahora: si en la guerra asimétrica el agresor no tiene restricciones éticas ni de armas, tampoco las tiene el agredido. Todos son blancos en la guerra asimétrica. Es un infantilismo jugar a ella desde la presidencia contra una superpotencia. Al jugar cuadro cerrado con El Aissami, podría ser Maduro la próxima baja. Ha hecho méritos para ello.


NARCOTIRANÍA COMUNISTA 23    20-02-17



domingo, 19 de febrero de 2017

Señores de LA SALIDA: estamos esperando por ustedes



Decídanse para activar la Operación Larrazábal II con desobediencia civil masiva
----------------------------------------------------------------------

La tiranía comunista, títere de Cuba, está zozobrando. Ha recibido dos cañonazos sucesivos en la línea de flotación. El primero fue el 9 de enero pasado, cuando Maduro quedó deslegitimado al declarársele en falta absoluta por abandono del cargo. Desde entonces no es presidente constitucional, sino un usurpador que se niega a entregar a quien le corresponda sustituirlo según la Constitución. El segundo cañonazo, que lo impactó el 13 de febrero, liquidó constitucional y políticamente al sustituto prevenido, al ser execrado conforme a la ley internacional por estar acusado de narco-terrorismo por el gobierno de Estados Unidos. En consecuencia, Venezuela está actualmente sin gobierno legítimo porque el puesto de mando lo ocupan un usurpador y un acusado expuesto a la justicia internacional, ambos fuera de la ley.
Inmediatamente después del primer cañonazo, el puesto de mando debió ser abordado por la policía constitucional, que formamos civiles y militares conjuntamente, para forzar a Maduro a desalojarlo acatando la Constitución. No fue lo que ocurrió por componenda del cogollo colaboracionista de la MUD, que optó por dejar las cosas así, sin ejecutar su decisión pero tampoco sin revocarla, por ser improcedente y por temor a la ira del pueblo.
Con el segundo cañonazo la situación ha cambiado. Es ineludible proceder, no sólo contra Maduro, sino contra el Vice-Presidente apartándolo del cargo y entregándolo a la justicia internacional. Porque de no hacerlo Venezuela sería un Estado Forajido y como tal sujeto a sanciones internacionales severas, por tres causas graves: 1) Ser una tiranía incursa en violación intolerable de los derechos humanos, lo que ha motivado la revocación de visa a funcionarios de jerarquía civil y militar; 2) Ser una narco-tiranía, al estar acusados de narcotraficantes altos personeros; y, 3) Ser una tiranía protectora de organizaciones terroristas, a cuyos miembros les extiende pasaportes válidos para que ingresen libremente a cometer sus crímenes en cualquier país del mundo.
Inexplicablemente el colaboracionismo de la MUD ha contribuido a que Venezuela se encuentre en esta situación de Estado Forajido, porque en lugar de exigirle la renuncia al Vice-Presidente por el interés nacional y destituirlo si se negare, obligándolo a que enfrente la acusación que le hacen las autoridades de los Estados Unidos, la cual lo descalifica para sustituir a Maduro en la presidencia, ha optado por una actitud complaciente que la hace forajida a ella también. La MUD-AN debió tener presente que Maduro ya no es presidente, lo que hacía imperativa la destitución del Vice-Presidente con el fin de impedir que intempestivamente acceda a la presidencia, lo que podría suceder en cualquier momento.  
Entonces el gobierno títere y la MUD-AN, unidos en comandita, han convertido a Venezuela en Estado Forajido, siendo responsables solidarios de esta desgracia que padecemos porque los promotores de LA SALIDA no han dado el paso al frente para asumir el liderazgo libertador de Venezuela, en alianza con los independientes radicales que somos mayoría, convocando a la gente a la DESOBEDIENCIA CIVIL MASIVA contra la narcotiranía hasta que se vayan Maduro y su Vice-Presidente que son sus máximos jerarcas, objetivo de la Operación Larrazábak II.
Señores de LA SALIDA: estamos esperando por ustedes. Pero no demoren. El tiempo ha empezado a correr velozmente. Si no se apuran perderán también el autobús con destino al poder.
------------------
FRASE MEMORABLE DEL GENERAL PEÑALOZA: “Nos gobierna un  cubano desde La Habana, valiéndose de un colombiano y un sirio en Caracas. Y los militares haciéndose los pendejos.”


LIBERACIÓN NACIONAL Y NO-REELECCIÓN (203)


viernes, 17 de febrero de 2017

MADURO Y SU VICE REPRESENTAN UN PELIGRO GRAVÍSIMO PARA LA SEGURIDAD DE VENEZUELA


Ambos exponen al país a las represalias de Estados Unidos en ejercicio de su derecho a la legítima defensa
----------------------------------------------------------------------

Continúo el repaso del libro BUMERÁN CHÁVEZ de Emili Blasco en los capítulos que vuelven a estar de actualidad. Esta vez lo haré con el capítulo 7: NICOLÁS EN LA GUARIDA DE HEZBOLÁ (Vinculaciones con el extremismo islamista).
Antes recordemos que, basándose en las declaraciones de testigos calificados, el autor nos adelantó que, por decisión de Chávez seguramente obedeciendo instrucciones de Cuba dadas por los hermanos Castro a los cuales estaba sometido, el gobierno de Venezuela se convirtió en una narcotiranía que participa descaradamente en el narcotráfico justificándolo como que la droga es el arma apropiada para derrotar a Estados Unidos en la guerra asimétrica que le han declarado estos insensatos sin el consentimiento del pueblo venezolano.
Para entender la gravedad de lo que se lee en este capítulo aclaremos lo siguiente: “Hezbolá, que significa "Partido de Dios", es una organización islámica musulmana chíi libanesa que cuenta con un brazo político y otro paramilitar. Hezbolá recibe armas, capacitación y apoyo financiero de Irán y ha funcionado con bendición de Siria desde el final de la Guerra Civil Libanesa.. Tanto la Unión Europea como Estados Unidos consideran oficialmente a Hezbolá o su brazo armado como una organización terrorista” (Wikipedia).  
Pues bien, Rafael Isea (quien desertó en 2013 volando de República Dominicana a Washington) fue Ministro de Finanzas y presidente del BANDES. Y como tal testigo presencial de los hechos que relata de un viaje: “En 2007 Chávez lo llamó para incorporarlo a una visita oficial a Irán. Le dieron un pasaje de avión con escala en Damasco (Siria). Era la ruta que una semana cubría Conviasa, la compañía de bandera venezolana, y la siguiente lo hacía Iran Air. La línea fue inaugurada en marzo de 2007, pero no porque hubiera demanda real de pasajeros, sino porque facilitaba rápido transporte entre la Venezuela de Chávez y el Irán de Ahmadineyad sin que hubiera que dar explicaciones a terceros países…Esa conexión directa con Oriente Medio sirvió para poner el Caribe más rápidamente al alcance de Hezbolá y para facilitar el tráfico de armas y cocaína….Cuando el avión aterrizó en la base militar (no lo hacía en aeropuerto comercial), un oficial de seguridad sirio subió al aparato y le pidió que lo acompañara. Tiene que bajarse aquí, tiene una reunión, lo está esperando un funcionario de su país.. Fue conducido hasta un hotel en coche oficial del gobierno sirio. Una vez tomado el ascensor y llegado a la habitación que se le asignaba, Isea recibió una llamada. Era Nicolás Maduro, entonces Canciller, que le pedía que fuera a la habitación en que se encontraba. ¿Qué hace aquí Nicolás? ¡Qué raro! Se dijo Isea. Cuando entró en la habitación adonde fue convocado se encontró allí a Maduro con Hasán Nasralá, el jefe de Hezbolá, uno de los hombres más buscados por Estados Unidos….Allí se acordó dar espacio a Hezbolá en Venezuela, en aspectos como el narcotráfico. También se prometió a la organización el transporte de armas (de Venezuela) al Líbano, así como el acceso (de Hezbolá) a pasaportes venezolanos para facilitar el desplazamiento de sus militantes. Isea ofreció los detalles de esa conversación al Gobierno de Estados Unidos. Su testimonio interesaba a Washington precisamente por informaciones como esa: las vinculaciones del gobierno chavista con Hezbolá, la milicia libanesa de filiación chií, financiada por Irán, apoyada y entrenada por la Guardia Revolucionaria iraní y respaldada también por Siria…El ascenso (haciéndose socios de los carteles de la droga) a través de Centroamérica de las redes de Hezbolá controladas desde Venezuela fue el detonante para que en Washington tomara conciencia del peligro que representa para su seguridad. ”
El testimonio de Isea nos permite entender: 1) Porqué Obama declaró a Venezuela un peligro para la seguridad de los Estados Unidos pero sin ejercer todavía su derecho a la legítima defensa, que Trump ha decidido ejercer comenzando por la acción contra el Vice El Aissami; 2) Que, por tanto, Maduro está también en la mira de los Estados Unidos y al estarlo su permanencia en la presidencia representa un peligro gravísimo para la seguridad de Venezuela, agravado por la temeridad de haber nombrado a aquél  Vicepresidente, lo cual se interpreta como la confirmación de su pacto con Hezbolá; y 3) Que tan irresponsables como ellos ha sido la MUD-AN al no destituirlos de inmediato.  




NARCOTIRANÍA COMUNISTA 22   16-02-17


martes, 14 de febrero de 2017

El único gobierno de la delincuencia organizada en el mundo


Es oportuno regresar a la lectura del libro BUMERÁN CHÁVEZ, escrito por el periodista Emili Blasco, publicado en 2015. En el prólogo intitulado BAJAR AL BÚNKER leemos: “Era la Semana Santa de 2007 cuando el joven oficial (Leamsy Salazar, entonces escolta de Chávez) fue testigo de cómo Chávez en persona negociaba con los cabecillas de las FARC la compra de cargamentos de droga”. Añade: “Chávez se recluyó esos días santos en una finca de Barinas, en compañía de Rafael Ramírez y Ramón Rodríguez Chacín. Ramírez ponía el sistema de lavado de dinero a través de la petrolera nacional. Rodríguez Chacín, en permanente contacto con las FARC, se ocupaba de ir a buscar a los jefes guerrilleros y de devolverlos a su campamento.” En la última reunión se le permitió al Capitán Salazar entrar y salir para servir agua y café. Así pudo escuchar varias de las órdenes de Chávez: --Rafael, cómprales a las FARC  toda la mercancía que poducen. Págales un primer plazo de 500 millones de dólares”.
Con esta descripción nos adelanta que el organizador de la Narco-Tiranía de la Delincuencia Organizada fue el propio Chávez, justificando la organización criminal con una excusa geopolítica: la cocaína es el arma de la guerra asimétrica contra Estados Unidos. Al darle a la actividad criminal una justificación geopolítica autorizó a todos dentro del gobierno, civiles y militares, a convertirse en narcotraficantes. Todo el gobierno de Venezuela pasó a ser delincuencia organizada, la única en el mundo con poder político. Lo evidencia el relato del Capitán Salazar de su experiencia después al servicio del máximo jerarca de otro poder público, lo acompaña a la península de Paraguaná donde ocurre lo que narra: “Ya era medianoche. En la playa había un nutrido grupo de hombres con la cara cubierta, equipados con armas largas, que dejaron avanzar el vehículo. Este se detuvo a la vista de cuatro lanchas deportivas de alta potencia.” Allí su nuevo jefe dio esta orden: “¿Están listas las hallacas? Pues que las partan de una vez, una detrás de otra. Era evidente que aquellas no eran hallacas, pero de esa manera llamaban a los paquetes o panelas de droga para despistar. Las lanchas con su cargamento de coca-varias toneladas-salieron de inmediato, comandadas por operadores que llevaban instrumental de visión nocturna. Quienes estaban en la playa no eran militares, más bien parecía el despliegue de una de las mafias de la droga, con la que se estaban coordinando las más altas esferas del Estado.”
Continúa el testigo contando: “En el viaje de regreso (su nuevo jefe) le dice al que iba sentado a su lado: -Estate pendiente porque Fulano (el nombre está en el libro) va a enviar una plata en efectivo en uno de esos camiones. Que pase por donde Zutano (el nombre que aparece en el libro está de moda ahora), que se quede con su parte, y siga para la oficina….Cinco días después llegó un camión del SENIAT a una vivienda de Fuerte Tiuna (que el testigo identifica). Era de suponer que, de acuerdo con las instrucciones recibidas, el convoy había pasado antes (por donde se le había ordenado)”.
Cuenta el testigo que, cuando descargaban el camión, “vio las puertas traseras abiertas y el espacio interior repleto de maletas, todas iguales y cerradas con candados. Se armó de valor para investigar un poco y vio dentro de una maleta abierta por casualidad que había amontonados fajos de billetes de cien dólares. Aunque estaban amarrados con film plástico, despedían olor a billete nuevo. El dinero iba destinado a una gran caja fuerte de tres metros por cuatro con un fondo de metro y medio….Pero por grande que fuera la caja fuerte…allí no cabía el contenido de todas las maletas recibidas.”
Así el autor del libro nos adelanta lo que demostrará en los capítulos siguientes: 1) Que Venezuela está bajo la tiranía de la delincuencia organizada; 2) Que fue Chávez el que organizó su gobierno como tal; 3) Que al narcotráfico le dio una justificación geopolítica: la droga es el arma para derrotar a Estados Unidos dañando a su población; y, 4) Que con esta justificación los altos funcionarios están autorizados para participar en el narcotráfico enriqueciéndose.
Desde luego, si la droga se usa para derrotar a Estados Unidos, dañando a su población, era de suponer que el gobierno de este país terminaría reaccionando como lo está haciendo ahora.

NARCOTIRANÍA (21)