sábado, 5 de enero de 2013

¿SECUESTRO O DONACIÓN DE CUERPO?

¿Está secuestrado El Tirano en Cuba? Es lo que se preguntan muchos. En mi opinión, El Tirano no está secuestrado en Cuba. Lo que sucede es que él donó su cuerpo a la monarquía comunista cubana, para que disponga lo que convenga a sus intereses, incluso después de muerto. 

Veamos los antecedentes para llegar a esta conclusión. El Tirano se entregó a la monarquía comunista cubana desde cuando asumió el poder en Venezuela. Se convirtió en fiel ejecutor del plan de dominación colonial ideado por Fidel Castro y luego continuado por su hermano Raúl. Ha actuado bajo su orientación e instrucción. Han sido los dueños de su cerebro desde entonces, por lo cual Venezuela se convirtió en un país satélite de Cuba donde actúa un gobierno títere. 

Ya dueña del cerebro, la monarquía comunista cubana lo indujo a hacerle la donación de su cuerpo. Hecha dueña del cuerpo de El Tirano, lo ha usado primero para la exclusividad de la información sobre su enfermedad. Desde hace año y medio sólo la monarquía comunista cubana conoce el diagnóstico y pronóstico del mal que lo aqueja. No la ha compartido con nadie, que se sepa. Ha actuado como la propietaria del cuerpo de El Tirano, con su consentimiento, lo que prueba la donación.
Al entrar en la fase terminal de la enfermedad, El Tirano viajó a La Habana a cumplir con el protocolo final de la donación. Entregó su cuerpo a la monarquía comunista cubana para que disponga de él según su conveniencia, durante su gravedad e incluso después de muerto. Entonces la monarquía comunista cubana asumió, mediante usurpación, el gobierno de Venezuela, dictando órdenes como si fueran suyas, mientras va armando el rompecabezas de la sucesión.
Si El Tirano estuviese secuestrado procedería su rescate por la FAN. Pero como no está secuestrado, sino que donó voluntariamente su cuerpo a la monarquía comunista cubana lo que procede es su destitución o, en su defecto, la declaración de falta absoluta. 
   

1 comentario:

  1. La imaginación brillante no supera lamentablemente lo real.

    ResponderEliminar