domingo, 20 de noviembre de 2016

Alta Traición del cogollo colaboracionista de la MUD


La ha cometido al aceptar dialogar con el gobierno títere que nos ha impuesto Cuba y convivir con él en lugar de deponerlo para así recuperar la independencia y soberanía de Venezuela ¿Imaginan a Bolívar convivir con Boves, aceptando que siga siendo gobierno títere? 
----------------------------------------------------------------------
Es Alta Traición la que cometen contra la independencia y soberanía de la República los que, en ejercicio del gobierno o en la política, están obligados a defenderla. Cometen Alta Traición el Presidente de la República y demás funcionarios que se someten a un país extranjero, sirviéndoles como gobierno títere. También cometen Alta Traición los políticos colaboracionistas cuando aceptan convivir con el gobierno títere asegurando su perpetuación, en lugar de cumplir con el deber patriótico de recuperar la independencia y la soberanía de la República y el honor nacional. ¿Imaginan a Bolívar dialogando y conviviendo con Boves?
Todos sabemos que Chávez cometió Alta Traición cuando cedió la soberanía a Cuba, convirtiéndose en títere de Fidel Castro y después de Raúl Castro. Todos sabemos que Cuba, representada por estos señores, se apoderó de la voluntad del moribundo Chávez imponiéndole la escogencia de Maduro para sucesor. Todos sabemos que Cuba manejó la sucesión presidencial en beneficio de Maduro, de tal modo que todavía los venezolanos no sabemos donde, cuándo y de qué murió Chávez por estar escondida convenientemente el acta de defunción. Todos sabemos que Maduro fue formado por Cuba para servirla desde cuando estuvo en La Habana con una delegación de la juventud comunista colombiana. Todos sabemos que, siendo ya ficha de Cuba, su selección se debió a la conveniencia de que el gobierno de Venezuela esté en manos de un colombiano de las FARC, las cuales habían iniciado en La Habana conversaciones con el gobierno de Colombia a fin de que, con el pretexto de la paz, se le facilite la toma del poder por la vía electoral habiendo fracasado por las armas. Todos sabemos que efectivamente Maduro es hijo y nieto de colombianos y él mismo lo es, única explicación de que oculte la partida de nacimiento suya y de sus padres, así como esconde a su familia colombiana. Todos sabemos que, con Maduro en Caracas y un FARC en Bogotá, la monarquía comunista cubana se propone crear una Gran Colombia comunista, que sería la apoteosis de su estrategia de dominación de América del Sur. Todos sabemos que este proyecto cubano había sido adelantado por el difunto Chávez cuando dijo en ocasión solemne que Venezuela limita al Oeste, no con Colombia, sino con las FARC, las cuales ocupan desde el inicio de su gobierno toda la frontera occidental de Venezuela como adelanto de su dominio sobre nuestro país cuando sea creada la Gran  Colombia comunista. Todos sabemos que, tanto por la ocupación de la frontera occidental por las FARC como por la nacionalidad colombiana de Maduro, la Gran Colombia no sólo será comunista y servil a Cuba, sino será también de dominio colombiano sobre Venezuela, reproduciéndose precisamente la causa determinante de la separación en 1830 cuando se constituyó la República de Venezuela que ha existido desde entonces, con el agravante ahora de que estaremos sometidos a Cuba como Metrópoli y a Colombia como Virreinato. Todos sabemos que la Gran Colombia contaría con la inmensa riqueza que le daría la explotación conjunta de petróleo y narcotráfico (oro negro y oro blanco). Todos sabemos que con esta inmensa riqueza los comunistas se perpetuarán en el poder de la Gran Colombia y financiarán el plan de dominación continental del Foro de Sao Paulo, la Internacional Narco-Comunista de América. Todos sabemos que a la conversión de las FARC en la mayor empresa narcotraficante del mundo y del gobierno comunista de Venezuela en su socio mercantil a todos los niveles, hasta la cúspide del poder, se le ha dado la justificación política de que las drogas son las armas para vencer a Estados Unidos en la guerra asimétrica que le tienen declarada. 
Todo esto que sabemos lo sabe también el cogollo colaboracionista de la MUD y, sabiéndolo, ha decidido convivir con el títere Maduro, dando tiempo a que Cuba realice su proyecto de dominación continental en el cual los venezolanos seguiremos siendo vasallos de Cuba y seremos además vasallos de la Colombia de las FARC. Así el cogollo colaboracionista de la MUD se ha hecho reo de Alta Traición. Y como tal debemos tratarlo, a menos que se arrepienta y lo demuestre destituyendo a Maduro en aplicación de los Arts. 41, 227, 333 y 350 de la Constitución.

Liberación Nacional y No-Reelección (192)


No hay comentarios:

Publicar un comentario