lunes, 6 de febrero de 2012

Votemos por Diego Arria

Compatriotas: Visto que Diego Arria, Pablo Medina y María Corina Machado no han llegado al acuerdo de unir fuerzas para evitar la dispersión de los votos de los rupturistas o partidarios del cambio radical y profundo, convengamos nosotros en concentrar nuestros votos para darle un vuelco a la oposición, en previsión de lo que viene: fraude electoral y/o vacío de poder. Votemos por Diego Arria.
--------------------------------------------------------------------------------------

Hace tiempo dije aquí que, para la transición del comunismo a la democracia, se requiere un veterano con experiencia, políticamente independiente y “cuatriboleado”. Esto último quiere decir que esté dispuesto a jugársela. Hoy lo repito porque esto no se decidirá en las urnas, sino en la calle. No se decidirá en las urnas debido a que, política y matemáticamente, es imposible que la oposición gane una elección presidencial a causa del ventajismo descarado y el fraude sistemático. El que diga lo contrario miente. Entonces no queda otra vía que enfrentar el fraude con el pueblo en la calle. Enfrentarlo antes, durante y después de su consumación, esto último desconociendo el resultado fraudulento. El único precandidato que está dispuesto a hacerlo es Arria. Puede suceder además que antecediendo al fraude o coincidiendo con él se produzca el vacío de poder por falta absoluta de El Tirano. Para este supuesto se ha preparado el ala militar o fascista del régimen, colocándose en la línea de sucesión. Su pretensión sucesoria, que nos llevaría de la tiranía comunista a la tiranía fascista, tendrá que ser combatida en la calle. El único que está dispuesto a hacerlo es Arria.

Si dificilísima es la toma del poder por los demócratas, más difícil aún será la consolidación en el poder. Exigirá desmontar la maquinaria institucional de la tiranía y combatir las guerrillas urbanas y rurales que están organizadas, así como limpiar el país de la influencia cubana e iraní. Al mismo tiempo, desmontar el aparato económico de la tiranía y modificar de inmediato sus relaciones de clientelismo popular para neutralizar a sus agitadores sociales. Como se ve, no se trata de una concha de ajo. El único consciente de la tarea ciclópea a emprender es Arria. Y el único de los precandidatos que reúne las condiciones para hacerlo es Arria, que por si fuera poco aporta algo de lo cual carecen los demás precandidatos: relaciones internacionales que serán absolutamente necesarias para lograr comprensión y colaboración de los países democráticos.

¿Tiene Arria posibilidad de ganar las primarias? Si nos guiamos por las encuestas, no la tiene. Pero si dobla el número de electores que firmaron su inscripción (250.000), aún derrotado saldría investido del liderazgo alternativo de la oposición, acabando con el monopolio que hasta ahora han tenido los pactistas. En todo caso, darle el voto es para mí una cuestión de principios. Su discurso en la campaña hubiese sido el mío si hubiese participado.

Con Arria nos sentimos reivindicados todos los que tuvimos participación política contra la dictadura militar y en los cuarenta años de democracia. Ya sabemos que El Tirano ha satanizado el pasado de los demás, menos el suyo y de su familia. La demolición de prestigios no ha sido tarea exclusiva del gobierno. Ha tenido participación activa un sector de la oposición con la finalidad de eliminar competidores, escondiendo también el pasado de sus padres y el suyo propio. Lo cierto es que han creado una matriz de opinión en contra de todo el que tiene pasado político, aunque sea honorable. Arria nos reivindica de esta discriminación, asumiendo con valentía su pasado.

Para consolidar esa matriz de opinión, se ha creado en la oposición un ambiente de sifrinismo político. Para los sifrinos hay que ser joven y bello, por lo cual estamos descalificados para gobernar los mayores de cincuenta años, los que tenemos canas y/o arrugas y para remate somos calvos y feos. Los sifrinos atacan a Arria porque tiene setenta años. Por incultos ignoran que Adenauer fue elegido a esa edad para dirigir la Alemania desvastada por la guerra. El viejo Adenauer hizo el “milagro alemán” por el cual su país terminó convirtiéndose en la primera potencia europea. Arria se ha echado a cuestas la discriminación contra los mayores, que impide el concurso de quienes están mejor preparados para manejar la situación. Un político ya fallecido me dijo: “la experiencia es lo más inútil en la política, porque cuando la tenemos nos apartan.”

Yo voto por Diego Arria. Es lo menos que puedo hacer por quien ha abandonado la comodidad de su retiro para jugársela con nosotros, negándose a pactar a cambio de cuotas de poder.

5 comentarios:

  1. NO ME IMPORTA LO QUE SE DIGA NI LO QUE SE COMENTE, ESTOY CLARO EN LO QUE NECESITA VENEZUELA, Y ME IMPORTA UN PITO LAS ENCUESTAS. VOTARE POR ARRIA A CONCIENCIA Y NO TENDRE RESPONSABILIDAD SI NUEVAMENTE LA OPOSICION SE EQUIVOCA Y SE DEJA ENGANAR

    ResponderEliminar
  2. ARRIA ES EL UNICO QUE DICE LA VERDAD, TIENE LAS MEJORES CREDENCIALES Y HA REALIZADO ESTE TRABAJO (SACAR TIRANOS) EN OTROS PAISES....

    ES LA HORA DE LA EXPERIENCIA. NO MAS DEMAGOGIA.

    ResponderEliminar
  3. http://bastadetonterias.blogspot.com/2012/02/el-voto-tonto.html

    ResponderEliminar
  4. Hasta ahora Diego Arria ha jugado con todos los factores en contra, golpes que le han venido propinando los mismos que han violado los acuerdos de no revelar encuestas firmados con la MUD, a ése se le suma toda la maquinaria de desprestigio que usan a través de las redes sociales y OJO no hablo del chavismo, hablo de la oposición, que se encarga de romper y dañar propaganda política en la calle de los que ellos ven como un opción, se encargan desde su sala maquiavélica situacional de comunicaciones, hacerse cuentas de Twitter y Facebook falsas, para emitir opiniones descalificando a otros pre candidatos y entre ellos al sr. Arria. En un Tweet, de Arria, decía: el mismo gobierno con color diferente, o algo parecido, no recuerdo exactamente.
    Pactos basados en la tiranía, la corrupción y propuestas de grandes negocios para desangrar más al país, así no solucionamos nada.
    Votar es un recurso que nos queda, que debemos usar de manera inteligente y no dejarnos convencer por patiquines muertos de hambre de poder, para terminar de raspar la pobre olla mordazmente vaciada por el tirano actual.
    Esa juventud, que alegan, es la misma juventud que se mueve con hilos que maneja astutamente un cejón, un viejo actor de la política, los novillos creados en Universidades haciendo patrañas con profesores y alumnos, uno que otro interesado en seguir robando al país. Pero interés real en reconvertirlo y hacerlo un país de primer nivel, de parte de esos sátrapas, no hay.
    Hay que votar y hacerlo a conciencia, yo lo haré por Diego Arria.

    ResponderEliminar
  5. Por favor, alguno de los presentes me puede decir que acciones lideró el Sr. Diego Arria contra la tiranía de Hugo Chavez antes de que le fuera invadida su propiedad? Me parece que el Sr. Arria solo tomo acción y surgió como una opción solo cuando el Gobierno toco sus intereses personales. Por favor, aclaren mi duda porque de todos el representa mas que ninguno el origen de causa para el mal que vivimos ahora. Gracias

    ResponderEliminar