miércoles, 12 de junio de 2019

A LOS QUE INTERESE LA VERDAD



El 17-05-2002 presenté demanda, en nombre de la sociedad civil LIDERAZGO TERCER MILENIO, propietaria del INSTITUTO UNIVERSITARIO DE GERENCIA Y TECONOLOGÍA (IUGT), contra PROMOCIONES 86 C.A., propietaria de edificio Torre Solano, situado en Sabana Grande. Con fundamento en el contrato de arrendamiento celebrado entre ambos, demandé a la arrendadora a que conviniera o, en su defecto, el Tribunal la obligara:
1.- En dar por resuelto el contrato de arrendamiento del inmueble.
2.- En reembolsar a mi representada la cantidad de Bs. 30.720.990, pagados por concepto de reparaciones.
3.- En dar por extinguida la obligación de pagar las pensiones de arrendamiento vencidas y las que se vencieren hasta la mudanza del IUGT a una nueva sede.
4.- En pagar a mi representada la cantidad de Bs. 600.000.000, por concepto de daños y perjuicios.
5.- En pagar los costos y costas del juicio.
El 09-06-2003 la demandada convino en la demanda “en todas y cada una de sus partes, tanto en los hechos narrados como en el derecho invocado.”
El 02-07-2003 el Tribunal homologó el convenimiento y acordó proceder como “en autoridad de cosa juzgada”.
El 31-07-2003 los apoderados de la demandada solicitaron al Tribunal que procediera a la ejecución voluntaria del convenimiento, creyendo que la ejecución recaía sobre el demandante cuando el ejecutado era el demandado, que había convenido expresamente en pagar el reembolso, los daños y perjuicios y los costos y costas del juicio y en aceptar que, mientras tanto no efectuase este pago, el IUGT permanecería en el inmueble sin pagar nada por concepto de arrendamiento.
En lugar de honrar la obligación de pago contraída por el convenimiento, la demandada procedió a insolventarse enajenando el único activo que tenía en propiedad mediante simulación consistente en traspasar el inmueble en dación en pago de una supuesta deuda de Bs. 700.000.000 a la empresa INVERSIONES TORRE SOLANO C.A., que tenía por causa fingida no haber hecho la entrega material del inmueble. Al insolventarse PROMOCIONES 86 C.A. cayó en estado de quiebra, cuya declaratoria solicitamos.
El 21-12-2005 el Juzgado Cuarto de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito del Area Metropolitana de Caracas, declaró la quiebra, designó síndico, ordenó la ocupación judicial del inmueble y de libros y archivos de la fallida. Y en consideración a que en el inmueble funciona el IUGT acordó que pagase arrendamiento fijado por el Tribunal en beneficio de la masa de acreedores. Desde entonces el IUGT paga puntualmente el arrendamiento al Tribunal.
Para la presente fecha son acreedores:
1.- LIDERAZGO TERCER MILENIO por el monto del reembolso, de los daños y perjuicios y de los costos del juicio.
2.- Los apoderados actores por concepto de honorarios profesionales.
A estos créditos debe aplicarse la indexación desde 2002.


04-12-18



martes, 9 de abril de 2019

GUAIDÓ: NO SE QUEDE CON EL BATE AL HOMBRO



Hay dos gobiernos: el legítimo y el ilegítimo. El legítimo está representado por Guaidó. El ilegítimo es el usurpado por Maduro.
Sucede que el gobierno ilegítimo del usurpador Maduro, pasando por encima de la Constitución y violándola, ha solicitado de modo encubierto y conseguido en su beneficio la intervención militar de Cuba, Rusia, China, Irán y el ejército irregular Hezbollah, junto con el ELN y las FARC que son la fuerza armada de la delicuencia transnacional dedicada al narcotráfico.
Pero el gobierno legítimo no ha hecho nada para impedir la intervención y presencia en el territorio nacional de todas esas fuerzas armadas enemigas. Ni Guaidó, presidente legítimo, ni la AN legítima se han pronunciado ni han tomado medidas en defensa de Venezuela contra esta intervención y ocupación militar.
Tenemos derecho a exigirle al Presidente Guaidó que gobierne y, en consecuencia:
1.- Ordene a la FAN expulsar del territorio nacional a los militares cubanos, rusos e iraníes y a las fuerzas irregulares de HEZBOLÁ, ELN y FARC.
2.- Si la FAN no cumple esta orden en 24 horas, solicitar el auxilio militar de los países americanos conforme con el Art. 187.11 de la Constitución y con este fin invocar el TIAR (Tratado de Asistencia Recíproca de América) revirtiendo el retiro que hizo el gobierno de Chávez en 2012 acatando órdenes de Cuba (basarse en el precedente de Perú).
Para lo primero no requiere autorización de la AN. Y para lo segundo, si se la niega apele al pueblo y decrete el estado de excepción porque la invasión militar en apoyo del usurpador Maduro constituye una emergencia que compromete la seguridad nacional y regional.
Presidente Guaidó: no se quede con el bate al hombro como quieren los colaboracionistas. Batee de jonrón. Y tendrá el apoyo entusiasta del pueblo.


LIBERACIÓN NACIONAL  242         09-04-19



lunes, 8 de abril de 2019

RESCATEMOS A GUAIDÓ DE LOS COLABORACIONISTAS PARA QUE NO PIERDA MÁS TIEMPO



Tengamos claro lo siguiente:
1.- En esta etapa Guaidó es imprescindible por dos motivos: Tiene la legitimidad constitucional de Encargado de la Presidencia de la República y tiene el reconocimiento como tal de 50 países. Es, pues, un activo insustituible por ahora que debemos preservar.
2.- Para preservarlo como activo debemos liberarlo del cerco colaboracionalista, que pretende convertirlo en instrumento suyo. Y para liberarlo del cerco colaboracionista debemos librar combate ideológico y estratégico contra los colaboracionistas.
3.- Para evitar el debate ideológico y estratégico los colaboracionistas se escudan en la unidad. Pero unidad no es unanimidad. La unanimidad es contraria a la democracia, tanto la externa (en el país) como la interna (dentro de un movimiento político). La unidad no es incompatible con las diferencias sobre todo estratégicas pero incluso ideológicas. En los partidos mismos, aún habiendo adhesión a una ideología, existen tendencias o corrientes divergentes que luchan entre sí por tomar la dirección. Con mayor razón en este caso cuando no hay siquiera adhesión ideológica sino coincidencia política.
4.- Guaidó se sostiene en dos fuerzas opuestas: los colaboracionistas y los radicales. Ambas fuerzas sólo coinciden actualmente en apoyarlo como Encargado de la Presidencia de la República. Pero los colaboracionistas cuentan con la Asamblea Nacional en la cual son mayoría circunstancial. Basados en esta circunstancia pretenden imponerse a Guaidó. Si Guaidó se entrega a ellos tendrá apoyo parlamentario, pero perderá el apoyo popular. Y sin apoyo popular no habrá CESE DE LA USURPACIÓN, ni formará GOBIERNO DE TRANSICIÓN.
5.- Nuestro papel es liberar a Guaidó del cerco que le han tendido los colaboracionistas para obligarlo a entregarse a ellos. Y para ello forzarlo a dar pasos decisivos. El inmediato: aplicar el 187.11 fundamentándose en que Venezuela está ocupada por Cuba, Rusia, China, el terrorismo islámico y la delincuencia transnacional con el narcotráfico. En consecuencia, para que CESE LA USURPACIÓN debe producirse el CESE DE LA OCUPACIÓN.
Para el CESE DE LA OCUPACIÓN necesitamos el auxilio de los países amigos, porque los venezolanos no contamos con fuerza militar para ello ya que la FAN es un ejército de ocupación al servicio de los invasores de Venezuela. Cesada la ocupación de Venezuela por esas fuerzas extranjeras, los venezolanos nos bastamos para el CESE DE LA USURPACIÓN de Maduro.
Como el orden de los factores altera en este caso el resultado, forzemos al ingeniero Guaidó, como Encargado de la Presidencia de la República, a solicitar auxilio internacional para el CESE DE LA OCUPACIÓN de Venezuela por potencias extranjeras, el terrorismo islámico y la delincuencia transnacional a fin de que los venezolanos, por sí mismos, pongamos CESE A LA USURPACIÓN de Maduro.
Forzemos a Guaidó a que no pierda más tiempo y vaya directo a la cuestión planteada: llame al CESE DE LA OCUPACIÓN invocando el 187.11 para que pueda darse el CESE DE LA USURPACIÓN.
Rescatemos a Guaidó de las garras colaboracionistas que lo están haciendo perder el tiempo, poniendo en peligro su liderazgo y sobre todo la liberación de Venezuela.


LIBERACIÓN NACIONAL 241          08-04-19


lunes, 18 de marzo de 2019

LA MARCHA LIBERTADORA (II)


Para ilustrar lo que sería nuestra “Marcha Libertadora”, si se la convocara y organizara, cito (subtitulándolo yo) el comentario que en su fecha (El País, España, 16-07-2000) hizo Mario Vargas Llosa sobre la “Marcha de los 4 suyos”, que fue decisiva para el derrocamiento del dictador Fujimori en Perú (año 2000):
1.- CÓMO LA SOCIEDAD CIVIL SE CONVIERTE EN EJÉRCITO CIVIL PARA DERROCAR AL TIRANO: “Desde los cuatro puntos cardinales del país, cientos de miles de personas de toda condición, pero sobre todo peruanos humildes, vienen a Lima, donde tomarán pacíficamente las calles y pernoctarán alrededor de los tambos o centros de acopio y distribución y en las casas de sus familiares, en esta capital que está poblada en un 70% por provincianos. Como en la Marcha de la Sal de Gandhi o en las jornadas oníricas de Martin Luther King, como en los días que pusieron en la calle a Suharto o, antes, los que acabaron con Marcos y Pinochet, la movilización de los peruanos es una fuerza que, por su número y su carga moral y el contagio, ninguna dosis de violencia y barbarie podrá derrotar al final. Esa movilización espontánea, de abajo hacia arriba, nace y crece en las organizaciones populares, las universidades, los sindicatos, los gremios y asociaciones profesionales, en las comunidades indígenas, en los muchos foros democráticos donde se aglutina la sociedad civil que va forjándose y hasta en los barrios acomodados, en los clubes de madres y en las bases partidistas de las fuerzas democráticas. Como no hay organización que por sí sola pueda dirigir una gesta de estas magnitudes, el grueso de la tarea tiene mucho de espontáneo, y todo se va volviendo un juego de vasos comunicantes cuya articulación es eso que llamamos sociedad civil.
2.- LAS CIRCUNSTANCIAS IMPONEN EL LÍDER: “La Marcha de los Cuatro Suyos nació al calor de una manifestación pública, en boca de Alejandro Toledo, la persona a la que las circunstancias -o los apus si queremos llevar la simbología ancestral a nuevos límites- han colocado a la cabeza de esta gesta cívica. Lo suyo ya no es una candidatura ni los peruanos que se sienten llamados a ponerse de marcha son sus militantes o correligionarios. Su liderazgo es hoy, antes que político, cívico y moral, y nada sustenta mejor esta afirmación que el hecho de que ahora hay aún más peruanos combatiendo por la libertad” (que por candidaturas y elecciones).
Véase el paralelismo: el liderazgo de Guaidó nace de las circunstancias. Une a las multitudes porque su liderazgo es sobre todo cívico y moral, representativo de la sociedad civil. Esto debería tenerlo presente para no equivocarse en la interpretación del momento y del sentimiento popular.


LIBERACIÓN NACIONAL 239          18-03-19


LA MARCHA LIBERTADORA (I)


Interpreto que la insurrección cívico-militar, ordenada por el Art. 333 de la Constitución para restablecer su vigencia efectiva, cuyo primer paso es poner cese a la usurpación de Maduro, derrocando así a la narcotiranía títere de Cuba, tendrá una modalidad diferente a la rebelión cívico-militar que derrocó a la anterior tiranía. En lugar de ser una huelga general insurreccional únicamente en Caracas, será una huelga general insurreccional de toda la Nación, pero no estática sino activa, en forma de una movilización popular nacional desde todos los puntos cardinales del país hacia la Capital de la República, donde culminaría con la toma efectiva del poder por Juan Guaidó como Encargado de la Presidencia de la República por mandato constitucional directo.  Es lo que deduzco de lo dicho por Guaidó sobre la “Operación Libertad.”
Si, por casualidad, no es lo que se propone, me permito sugerírselo tomando como guía la “Marcha de los Cuatro Suyos” que fue la  movilización popular de todo el país realizada en Perú en los días 26 a 28 de julio del 2000determinante para el derrocamiento del dictador Alberto FujimoriAclaremos: “suyos” en lenguaje inca significa punto cardinal. Los “4 suyos” son, pues, Norte, Sur, Este y Oeste, que convergen  en “Tahuantisuyo”, la antigua capital del imperio inca.
Los antecedentes de la situación son idénticos: 1) El dictador se hizo reelegir en elecciones fraudulentas; 2) La abstención fue masiva; 3) La OEA no lo reconoció como Presidente; y los mandatarios Fernando de la Rúa (Argentina), Said Musa (Belice), Fernando Henrique Cardoso (Brasil), Jean Chretien (Canadá), Ricardo Lagos (Chile), Andrés Pastrana (Colombia), Miguel Ángel Rodríguez Echeverría (Costa Rica), Francisco Flores (El Salvador), Bill Clinton (Estados Unidos), Alfonso Portillo (Guatemala), René Préval (Haití), Carlos Flores  (Honduras), Percival James Patterson, (Jamaica), Ernesto Zedillo (México), Arnoldo Alemán (Nicaragua), Mireya Moscoso (Panamá), Luis Ángel González Macchi (Paraguay), Leonel Fernández (República Dominicana), Basdeo Panday (Trinidad y Tobago), Jorge Batlle (Uruguay) y Hugo Chávez (Venezuela), como también Fidel Castro (Cuba) rechazaron la invitación a la ceremonia de asunción. (Fíjense que Chávez y su jefe Fidel Castro, en un caso idéntico al de Maduro no reconocieron a Fujimori pero fue porque no era comunista y títere de Cuba, porque de haberlo sido lo habrían reconocido); y, 4) Por obra del destino, un líder emergente de un partido minoritario resultó favorecido por la ley para erigirse como jefe de la oposición que se unió alrededor suyo. Su liderazgo fue por ministerio de la ley. Y como tal jefe fortuito de la oposición Toledo desconoció la reelección de Fujimori, calificándolo de usurpador de la presidencia.


LIBERACIÓN NACIONAL 238         17-03-19


miércoles, 6 de marzo de 2019

LA CORRUPCIÓN ES UN SUPER-PODER CONVERTIDO EN TIRANÍA



Un gran político ya en la vejez me dijo un día: “La experiencia es lo más inútil en la vida, por lo menos en Venezuela, porque cuando la tienes no te sirve de nada. Ni siquiera te consultan, y si acaso lo hacen no siguen tus consejos.” Como soy optimista espero que alguna utilidad tengan los consejos, fruto de mi experiencia, que voy a dar, sin que nadie me los haya pedido, pero que me siento obligado a darlos en víspera del cambio político, que así lo veo, interesado como estoy de que, por fin, haya en Venezuela una democracia estable, moderna y próspera.
Comenzaré por la corrupción. En 1984 fui elegido Magistrado del Consejo de la Judicatura por cinco años (hasta 1989), quizás por haber sido antes presidente de la Federación de Colegios de Abogados de Venezuela, el gremio nacional de la abogacía. Acepté con la ilusión de enfrentar, derrotar y liquidar la corrupción judicial. El derrotado fui yo, porque la corrupción es en Venezuela un super-poder y la judicial uno de sus brazos ejecutores. Aprendí entonces que el sistema judicial había sido diseñado para la corrupción, incubada como cuota política. Cada magistrado o juez corrupto tenía un padrino político, que a su vez dependía de un financista con intereses y debía atender a una clientela electoral. Y, por contrapartida, el magistrado o juez verdaderamente independiente era un ser desamparado, un ánima sola sin dolientes, víctima fácil de la intriga o de la venganza de los afectados por sus sentencias. Entonces aprendí lo que debe hacerse, asimilando la experiencia del modelo europeo de gobierno judicial y carrera judicial.
No escarmenté y luego en los años 1995-1997 cometí el mayor error de mi vida. Ejercía el cargo de Procurador General de la República cuando el Presidente de la República me propuso hacer el trabajo que ningún funcionario había aceptado por cobardía. Consistía en enfrentarse a los banqueros incursos en corrupción financiera, causa de la crisis sistémica de la banca que amenazaba hundir a la democracia. Acepté, a pesar de que, a diferencia del Fiscal General y del Contralor General, no tiene el Procurador atribuciones constitucionales ni legales para ello, lo que obligaba a actuar en un prolongado estado de excepción como en efecto se hizo. Lo hice porque lo consideré un sacrificio necesario para salvar la democracia. Creí entonces que contaría con el apoyo unánime del Ejecutivo y de los otros poderes públicos. Me equivoqué. Comprobé otra vez que la corrupción es un super-poder que está por encima de todos los poderes públicos, porque a todos los controla o los penetra, a tal extremo que a un presidente honesto lo hace rodear por una camarilla palaciega corrupta encargada del trabajo sucio en contra del que la combate. Y, seamos claros, el núcleo duro de este super-poder es la corrupción político-financiera, la imbricación entre políticos y financistas. Al darme cuenta de que no podía vencer a esta coalición de fuerzas, renuncié al cargo que nunca debí aceptar.  
Si en la democracia la corrupción era un super-poder oculto o de facto, ahora es gobierno. En la nueva etapa histórica la lucha contra la corrupción debe comenzar por acabar con la narcotiranía de la delincuencia organizada, echándola del poder político, y enseguida tomar las medidas para que no vuelva jamás. Con esta intención daré los consejos que me siento obligado a dar a los jóvenes que van a asumir el poder en la transición con el deseo de que tengan éxito.


LAS 7 PLAGAS (1) 




miércoles, 27 de febrero de 2019

A DIOS ROGANDO Y CON EL MAZO DANDO



Este proverbio resume lo que debe hacer Guaidó ahora mismo:
1.- Solicitar de los países  democráticos de América el auxilio militar para liberar a Venezuela de Cuba, de la cual Maduro es títere como lo ha reconocido claramente el Presidente de los Estados Unidos. Y como títere de Cuba está al frente de la delincuencia organizada constituida en ejército de ocupación.
No habrá auxilio extranjero si no lo pedimos. Y aún pidiéndolo puede suceder que no se nos dé. Por tanto, se deben movilizar los dos ejércitos civiles actualmente desmovilizados por estar esperando que los demás nos hagan el favor. Los ejércitos civiles con que contamos son: los más de 20 millones de venezolanos que estamos en Venezuela y los 5 millones de venezolanos que emigran al extranjero. Hay que movilizarlos ya. Y en consecuencia:
2.-  Convocar al pueblo venezolano a la lucha por la liberación de Venezuela, organizándolo y movilizándolo para su desenlace en la huelga general insurreccional cuya fecha se fijará cuando se la haya organizado. Y, en este sentido, constituir un Gabinete de Emergencia integrado por tres Ministros: Interior, Exteriores y Defensa, encargados de comandar la acción cívico-militar para el restablecimiento de la vigencia efectiva de la Constitución en cumplimiento de los Arts. 333 y 350.


LIBERACIÓN NACIONAL  237